28 de junio de 2020

MINAGRI lanza sistema de monitoreo de bosque nativo de Chile

El Ministerio de Agricultura presentó el Sistema Integrado de Monitoreo de Ecosistemas Forestales Nativos (SIMEF), con lo cual Chile se suma al selecto grupo de países que monitorean su bosque nativo con los más altos estándares ambientales.

[29 de junio de 2020]

Luego de cinco años de trabajo colaborativo, el Ministerio de Agricultura anunció la implementación como programa de Estado del Sistema Integrado de Monitoreo de Ecosistemas Forestales Nativos (SIMEF), herramienta de monitoreo que permitirá contar con datos e información de su bosque y formaciones vegetacionales nativas de todo el país, la cual se almacenará en la plataforma digital de libre acceso: simef.minagri.gob.cl

La noticia la dio a conocer el Subsecretario de Agricultura, José Ignacio Pinochet, quien explicó: “Con el SIMEF hemos mejorado nuestros estándares de levantamiento y actualización de la información respecto a nuestro bosque nativo y, gracias a ello, nuestro país se suma al grupo de países que integran Finlandia, Austria, Suiza, Suecia, Canadá y EE.UU., los cuales monitorean su bosque nativo y formaciones vegetacionales con los más altos estándares ambientales”, destacó el Subsecretario de Agricultura.

En este sentido, la autoridad se mostró satisfecha de que como país avancemos a estándares de países desarrollados, “con los cuales compartimos la mirada y la responsabilidad de un manejo sustentable de nuestros bosques”, indicó.

Subsecretario de Agricultura, José Ignacio Pinochet.

La implementación del SIMEF contó con el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y del Gobierno de Chile, y el apoyo y supervisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Avances

Hasta el momento, el SIMEF ha logrado grandes avances. Ha permitido ampliar la cobertura del inventario nacional forestal a todo el territorio nacional, que antes sólo se realizaba desde la región de Coquimbo a Magallanes, y de paso sumó a las formaciones vegetacionales del norte del país y a las islas del sur en las regiones de Aysén y Magallanes, agregando con esto último 3,5 millones de hectáreas de bosque nativo a este monitoreo.

También logró mejorar la periodicidad de publicación de los reportes de cambio de uso de la tierra, de cinco a dos años, lo que permite conocer en menor tiempo las causas que generan pérdida o aumento en la superficie de bosque nativo.

Cabe mencionar que Chile, según datos de CONAF, cuenta con 14,7 millones de hectáreas de bosque nativo, abarcando el 20 % del territorio del país y con formaciones vegetacionales xerofíticas, presentes en el extremo norte del país, las cuales cuentan con una elevada riqueza de especies y un alto grado de endemismo.