7 de noviembre de 2012

Indap impulsa el uso de energía sustentable en riego de predios agrícolas

Se trata de una inversión cercana a los US$2,2 millones enmarcada en el Programa Nacional de Bombeo Fotovoltaico, lo que posiciona a Chile como líder sudamericano en el uso de esta fuente renovable para la pequeña agricultura.

Usar energía solar para extraer agua y regar predios agrícolas permitirá ahorrar más de cuatro millones de pesos anuales a la Sociedad Agrícola El Rincón, que cultiva nogales en la localidad de Caimanes, comuna de Los Vilos, Región de Coquimbo.

 

Gracias al INDAP, esta tecnología estará al alcance de pequeños agricultores, ya que recientemente se lanzó el Programa Nacional de Bombeo Fotovoltaico, que proyecta instalar 1.144 equipos de bombeo alimentados con paneles fotovoltaicos durante este año desde la Región de Arica y Parinacota hasta la de Magallanes, lo que generará una potencia de 255.500 watts. Con una inversión total de más de US$2,2 millones, el Ministerio de Agricultura a través de INDAP financiará 940 proyectos individuales y 204 asociativos, que beneficiarán a 435 pequeños agricultores.

 

De acuerdo a estimaciones realizadas por este servicio, los proyectos asociativos que combinen el uso de energía solar con energía de la red, en las zonas más áridas del norte de Chile -donde está el desierto de Atacama– el ahorro podría llegar a 75%. En zonas como la Región de Coquimbo o la Región Metropolitana, la cifra será cercana al 66%, mientras que en la zona sur podría alcanzar un 30%. “En cambio, para los proyectos individuales los equipos no tendrán costo de operación, ya que toda la energía necesaria para su funcionamiento será proporcionada por el Sol”, indicó el jefe del Departamento de Riego, Sergio Carvallo.
En tanto, el director nacional de INDAP, Ricardo Ariztía, explicó que con esta iniciativa “Chile se convertirá en el país líder de Sudamérica en la aplicación de este tipo de energías y nos posicionaremos como referentes en los cambios tecnológicos, siendo un gran aporte en la calidad de vida de los agricultores”.

 

Asimismo, señaló que “el plan global contempla una inversión de más de US$ 2 millones y sólo en la Región de Coquimbo este año se instalarán 152 proyectos de paneles solares individuales, que producirán un total de 98.600 watts, lo suficiente para regar100 hectáreas”.
Con la instalación de estos paneles, el Ministerio de Agricultura busca aumentar y promover el uso de energías limpias y renovables, y promover el desarrollo sustentable en los emprendimientos de los pequeños agricultores de nuestro país. Para ello, INDAP promoverá el financiamiento del 90% de cada proyecto y el 10% restante lo harán los agricultores de cada región.

 

Coquimbo, la región más afectada por la sequía, es la que concentra el mayor número de paneles fotovoltaicos. Uno de ellos es el proyecto inaugurado en Caimanes, que contempló una inversión de más de $53 millones para concretar la instalación de una bomba de última generación de alta eficiencia y 90 paneles fotovoltaicos, que en conjunto producirán 17.100 watts, beneficiando a 25 familias del sector y generando un ahorro cercano a los $4 millones anuales por consumo de energía eléctrica.

 

Otros proyectos

 

Además de Caimanes, se inaugurarán próximamente dos proyectos emblemáticos en Rauco y Licantén, en la Región del Maule.

 

El primero es un ambicioso proyecto, el mayor ejecutado en Latinoamérica, que beneficiará a 22 agricultores de la comunidad de aguas Pozo La Arboleda del sector de La Palmilla, comuna de Rauco, y en el que se invertirán más de $47 millones en la instalación de 108 paneles fotovoltaicos, que en conjunto producirán 20.520 watts, para extraer 36 l/sdesde un pozo de 30 metros, sin costo para la comunidad, ya que trabajará sólo con energía solar.

 

Esta iniciativa, además de generar energía para regar, permitirá recuperar el uso del pozo que está en desuso desde hace varios años debido al alto costo de la energía, lo que será un aporte al ahorro, al cuidado de la energía y al medio ambiente.

 

En tanto, el proyecto de Licantén, en la comuna de Vichuquén, beneficiará a 14 agricultores, quienes nunca antes habían tenido acceso al agua de riego ni al agua para consumo humano, lo que tendrá un enorme impacto en lo económico y social.

 

La iniciativa, que tendrá una inversión de más de $19 millones, considera un sistema de captación de agua de vertientes -la cual se elevará a una altura barométrica de alrededor de 140 metros, utilizando como fuente de energía e impulsión un sistema fotovoltaico que contempla  6 paneles solares que en conjunto producirán 1.680 watts, un estanque de acumulación de agua y una extensa red de distribución de siete kilómetros.

 

El sueño del desarrollo de Caimanes

 

Manuel Tapia, líder vecinal, pequeño criancero y ex inquilino del fundo El Rincón de Caimanes, comenzó a organizarse con otros agricultores para comprar el fundo de3.000 ha donde trabajaban.

 

Tras dos años de organización se constituyeron como la Sociedad Agrícola El Rincón de Caimanes y, mediante un crédito del Banco Estado, lograron comprar el fundo a diez años plazo, pagando mensualmente gracias a sus actividades agrícolas.

 

Nació entonces la necesidad de realizar un proyecto productivo y para ello se acercaron a IDECA, ONG internacional de origen italiano, quienes le ofrecieron un crédito blando de $80 millones para realizar la inversión. Con este capital, los 25 agricultores dedicaron12 hadel fundo a la plantación de nogales.

 

En 2005 terminaron de pagar el crédito y se dedicaron 100% a la producción de nueces. Ese mismo año, la sociedad se adjudicó un bono de la Ley de Riego que cofinanció la construcción de un sistema de elevación de agua de 800 metrosde longitud y 100 metrosde altura. Posteriormente, en el año 2011, se adjudicaron un proyecto de riego intrapredial de INDAP para la construcción de un acumulador de 2.500 m3, lo que les ha permitido acumular agua para optimizar el riego.

 

Durante la temporada 2012, cosecharon 25 toneladas de nueces, las cuales se vendieron por un valor cercano a $1.700 el kilo y fueron exportadas a California, Estados Unidos.

 

Las12 hectáreasdel fundo hoy se han convertido en el sustento de toda una comunidad. Sin embargo, esta sociedad ha tenido que hacer frente a las limitantes que tiene este sector para lograr el desarrollo productivo, como la escasez hídrica, las condiciones geográficas, la lejanía, el alto costo de la energía y el hecho de encontrarse en un sector de secano.

 

Hoy, gracias al apoyo del Ministerio de Agricultura y al financiamiento e instalación de 90 paneles solares que producirán 17.100 watts, la comunidad contará con energía para accionar bombas de agua que permitirán el abastecimiento de agua para riego, lo que significará un importante ahorro de energía en la producción de nueces.

 

“Estoy tremendamente contento y sorprendido con este proyecto de energía solar, porque nos significará una gran economía de $4 millones al año. La energía eléctrica que necesitamos gastar para impulsar el agua cuesta mucha plata. Este proyecto que viene a través de INDAP nos tiene muy contentos y satisfechos, lo agradecemos infinitamente”, señaló el dirigente.