En la imagen aparece una mujer junto a distintos cacharros de greda de Quinchimalí.
28 de octubre de 2020

Mónica Venegas, alfarera de Quinchimalí: “El contacto de mis manos con la greda fue mágico y supe que jamás la dejaría”