¿Cómo me asocio exitosamente?

La División de Asociatividad y Economía Social del ministerio de Economía de Chile define la asociatividad como: “…el mecanismo de relación y acción conjunta organizada y con cierto grado de permanencia, entre distintos actores –empresas, personas u organizaciones – interesados/as en unir voluntariamente sus esfuerzos para conseguir objetivos comunes y obtener beneficios que no podrían alcanzar individualmente”.

Por tanto, la asociatividad involucra:

Mecanismo de relación: Asociarse, establece obligatoriamente una forma de vincularse y establecer relaciones con los otros, ya sean personas u organizaciones. Al tratarse de individuos serán importantes las relaciones de cooperación, colaboración, reciprocidad y confianza.

Permanencia: Supone una visión de largo plazo o al menos que tenga una cierta duración en el tiempo, es más que reunirse para resolver una situación coyuntural, lo que importa aquí es cuando perdura más allá de la situación que los convocó y pueden llegar a elaborar una estrategia asociativa.

Voluntariamente: Asociarse es una decisión voluntaria, con libertad para ingresar o retirarse de los acuerdos establecidos con otros y de acuerdo a los mecanismos que se establezcan.

En el caso de la asociatividad económica, el objetivo central es el manejo de actividades productivas y comerciales con un enfoque empresarial y con el imperativo de la necesaria eficiencia y eficacia en la gestión y en la búsqueda de beneficios y retribuciones a sus asociados.

Se visualizan diversos beneficios de la asociatividad económica, entre ellos:

  • Permite volúmenes más atractivos
  • Mejores precios y condiciones de negociación
  • Facilita el acceso a mercados de mayor valor
  • Reducción de costos de transacción
  • Permite el desarrollo de capital social

Sin embargo, comenzar un negocio asociativo requiere de un gran esfuerzo y muchas iniciativas no sobreviven a los dos primeros años. El grupo tendrá más probabilidades de mantenerse cuando el objetivo asociativo que definan responde a los intereses individuales de las personas que los conforman. A más atractivo sea para los miembros del grupo el bien que se logra con el trabajo conjunto, mayor será la disposición de sus miembros para aportar o cumplir con sus compromisos.

Los principales factores que se deben tener presente para que la asociatividad tenga más probabilidades de éxito son: 

  • La iniciativa se genera de una necesidad real y sentida: es importante que la iniciativa se origine de los propios socios, que responda a una necesidad real y sentida y que genere una solución con ventajas comparativas frente a las soluciones individuales.

Si hay acuerdo entre los participantes involucrados que el problema que tienen que enfrentar es muy importante. Esto ayudará a movilizarlos hacia un objetivo común.

  • El negocio es negocio: esto significa que el negocio aprovecha una oportunidad de mercado y se inserta en un punto de la cadena de valor en que la asociatividad tiene ventajas comparativas. Es importante que el negocio permita financiar el costo de la asociatividad y que considere una estrategia de crecimiento gradual.
  • La asociatividad funciona si establece sistemas de normas y prácticas: Deben existir roles bien definidos, buena comunicación y los socios deben percibir que participan en la toma de decisiones. Deben existir controles establecidos y éstos deben aplicarse.

Los grupos que cuentan con mínimos sistemas de acuerdos y compromisos entre sus miembros, suelen lograr mayor adhesión entre sus integrantes respecto del cumplimiento de los acuerdos establecidos.

  • La gestión es honesta y eficiente: que la gestión sea honesta significa que se antepone el interés colectivo por sobre otras consideraciones. Que sea eficiente, que logra tomar decisiones adecuadas y oportunas con flexibilidad y adecuada información. Es importante que la gestión tenga visiones estratégicas de corto y mediano plazo expresadas en planes compartidos, aplicados y controlables.
  • Hay liderazgo reconocido y movilizador: en un grupo o empresa, debe existir uno o varios dirigentes con fuerte compromiso con el emprendimiento colectivo: “el alma de la empresa”. Los dirigentes deben comprender su rol y ejercerlo en decisiones, instancias y momentos adecuados.
  • El capital humano y el capital social son funcionales a la asociatividad: Los socios deben tener conocimientos y experiencia sobre los bienes y/o servicios que produce la empresa. Serán de vital importancia, la existencia de relaciones de confianza, colaboración y reciprocidad entre ellos.
  • Hay beneficios efectivos y percibidos por los socios: esto significa que deben existir beneficios efectivos, medibles y constantes para los socios. También es importante el incentivo a la participación en las operaciones de la organización.

La suma total de todo este esfuerzo debe ser superior al bien que se obtiene a través de la acción colectiva.

  • Hay uso adecuado de los apoyos externos: Los recursos externos recibidos deben ser adecuados al tamaño, competencias y nivel de maduración de la organización. Estos apoyos deben estar orientados a la capitalización, la inversión y el desarrollo de mediano plazo. Los apoyos deben privilegiar el desarrollo de capacidades y competencias al interior de la organización. Los apoyos no deben generar dependencia.

Es importante considerar que estos factores:

  • Se interrelacionan;
  • Los mismos factores pueden operar como causales de éxito o fracaso;
  • Al parecer, todos inciden en el desarrollo de la organización, pero con grados de importancia diferentes;
  • Es probable que, en situaciones específicas, sea uno solo el determinante del éxito o fracaso de la experiencia.

La formalización que va adquiriendo el negocio asociativo, depende de los objetivos del grupo y del tipo de negocio que se está desarrollando. En caso que un grupo se quiera formalizar, las formas jurídicas que le permitirán constituir una empresa asociativa son las siguientes:

  • Cooperativa
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada
  • Sociedad por Acciones
  • Sociedad Anónima

1A partir de las conclusiones extraídas del estudio de Desarrollo de Modelos de Negocios de Base Asociativa para la Agricultura Familiar Campesina realizado por FIA el año 2015, construido a través de experiencia histórica de INDAP, revisión bibliográfica y entrevistas a informantes clave, fue posible establecer algunas hipótesis orientadoras respecto de factores de éxito para la asociatividad.