REVISTA NT 310 DICIEMBRE 2017 EN BAJA

Pág. 4 | REVISTA BIMESTRAL DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA EDITORIAL UN AVANCE EFECTIVO EN EL COMBATE DE LA DESIGUALIDAD D esde los inicios de su administración, la Presidenta Michelle Bachelet y desde la cartera deAgricultura, elministroCarlos Furche, pusieron en relieve las múltiples caras de la desigualdad en el mundo rural. Frente a ello se definió que el foco prioritario de las políticas públicas para el sector estaría en los pequeños y medianos productores, con el objetivo de que a través de ellos se lograra expandir y consolidar una agricultura competitiva. Fue así como el decidido apoyo y fomento a la Agricultura Familiar Campesina (AFC) se convirtió en un importante instrumento para el combate de la desigualdad, a través de la inversión en proyectos de distinta naturaleza agraria, de nuevos programas en el área de comercialización, de asociatividad económica, de financiamiento y de vinculación de los pequeños productores con los mercados. Bajo la dirección de INDAP también se aportó asistencia técnica, se otorgó incentivos a la inversión y créditos. En el marco señalado, durante los primeros meses de esta administración se dio solución definitiva e integral a la deuda histórica de pequeños agricultores con INDAP; en voz de los beneficiados, esta medida favoreció e hizo justicia a toda la gente que enfrentaba un alto nivel de endeudamiento y que no tenía cómo continuar con su trabajo productivo. Asimismo, frente a la escasez hídrica y sus secuelas, que se arrastran desde hace varios años sobre todo en el norte de nuestro país, el Gobierno a través del Ministerio de Agricultura implementó una política de fomento del riego, junto con un importante plan de construcción de embalses. Se focalizaron los recursos públicos para apoyar la productividad, rehabilitar tranques y proteger el ingreso de los agricultores más necesitados; en definitiva, se buscó mejorar la calidad de vida de sectores afectados. Se entregaron recursos para apoyar el mejoramiento de los sistemas de riego utilizados fundamentalmente por pequeños agricultores y se mejoraron las posibilidades de ingresos, de trabajo y de calidad de vida de las comunidades al maximizar la eficiencia en el uso del agua. A modo de ejemplo, la entrega del Bono Sequía benefició a más de 27 mil familias. Y más de 5 mil proyectos fueron favorecidos para la eficiencia hídrica en riego. Otro hito de la gestión del Minagri fue el resguardo del patrimonio fito y zoosanitario, que hoy le permite al país exhibir altos estándares de sanidad, calidad e inocuidad de sus productos agroalimentarios. La AFC, las políticas de riego y por tanto la eficiencia en el uso del agua, la innovación, la recuperación del patrimonio fito y zoosanitario, entre otras acciones estratégicas, han resultado ser factores clave para posicionar a la agricultura chilena en el sitial en que se encuentra en la actualidad. NT

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy