NT 309 NOVIEMBRE 2017

N° 309 NOVIEMBRE 2017 | Pág. 23 | ACTUALIDAD | ENTREVISTA quienes se hacen cargo de sus ancianos también son las mujeres. Entonces no es sólo ver cómo cuidamos al menor de edad, sino cómo tenemos cuidados integrales para toda nuestra sociedad, que permitan que las mujeres también se desarrollen en el mundo del campo y con igualdad de condiciones”. Usted participa en la Mesa de la Mujer Rural. ¿Qué le ha parecido la experiencia? “Ha sido una experiencia intensa (risas), con altos y bajos, como suele suceder cuando uno recién se está conociendo con otras personas; ha sido un proceso de construcciones, de participaciones, donde nos hemos ido conociendo. Esta Mesa de la Mujer Rural se reactivó en marzo de 2016 por un llamado de la Presidenta Michelle Bachelet, en una actividad que se hizo en la zona central, y a partir de ello hemos hecho reuniones. Durante el año pasado realizamos reuniones bimensuales con la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, el director nacional de INDAP y otros organismos públicos como PRODEMU. Ha estado también el IICA y la FAO. Sin embargo, en enero de este año, en una reunión que tuvimos en la Mesa, llegamos a un acuerdo Este período ha sido una buena experiencia de trabajo, ya sea con la gente en la institucionalidad como con el resto de las mujeres de las organizaciones”. de hacer reuniones semestrales o en la medida que fuese necesario y no imponerlas como algo ya preestablecido, porque esa presión de reunirse cada dos meses, cuando a veces no había avances suficientes para hacer planteamientos a las autoridades, hacía que nos sobreexigiéramos y que no salieran buenas cosas”. ¿Qué espera usted para el próximo año como dirigenta, como mujer? “Yo espero tantas cosas (risas)… soñar es gratis, dicen, pero la verdad es que yo quisiera que el mundo rural fuese visto de mejor manera hacia las mujeres. Quisiera que de alguna forma, así como tenemos políticas en contra de la violencia hacia las mujeres, sean políticas que miren y respeten al mundo campesino. Porque cuando nosotros hablamos de violencia contra la mujer y en la ciudad una mujer es víctima de violencia que atenta contra su seguridad, se les saca de sus casas y se les lleva a hogares protegidos, pero en el mundo campesino si se saca a una mujer del campo y se le lleva a estos hogares protegidos, la sacas de su entorno cercano, de su realidad. Por eso, yo quisiera que hubieran políticas que fueran pertinentes a las realidades sociales que tenemos y que nos incluyan a todas y todos”. NT más en los hombres, por ejemplo, en más maquinarias y créditos. Sin embargo, ahora hemos conseguido que haya un crédito mujer, que falta todavía que sea más promovido, porque nos ocurre que las políticas para mujeres salen en ocasiones y como que quedan ahí, sin visibilizarse lo suficiente. Por ejemplo, muchas veces se nos habla del cuidado del menor, pero se olvida que en el campo

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy