NT 309 NOVIEMBRE 2017

Pág. 14 | REVISTA BIMESTRAL DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA | ACTUALIDAD y focalización, que permite a las mujeres rurales chilenas alcanzar autonomía económica, empoderamiento -entendido como la toma de conciencia individual y colectiva- y un aumento en la toma de decisiones. “No queremos que las mujeres sean beneficiarias de la acción del programa, sino que el programa les dé herramientas para que la asociatividad vaya más allá de sus emprendimientos”, enfatizó Pamela Farías. Esto porque uno de los problemas que se detectó bajo la administración de la Presidenta Michelle Bachelet fue que el programa generaba dependencia. En ese sentido, la directora de PRODEMUseñalóquemuchosgrupos de mujeres, una vez terminado el programa, pedían un cuarto año. Fue entonces que se pensó en cómo generar un modelo de intervención que generara autonomía. Por otro lado, el Convenio INDAP- PRODEMU es de los pocos programas que efectivamente trabajan con enfoque de género, lo quese traduceenempoderamiento de las mujeres. Al respecto, Farías explicó que “el componente de género no es arbitrario, sino un elemento central del modelo de intervención, porque los logros que obtienen las mujeres son mayores cuando ellas dan cuenta de un liderazgo mucho más efectivo para tomar decisiones”. Proceso El Programa de Formación y Capacitación para Mujeres Campesinas tiene una duración de tresañosyseestructuraenmódulos; cada uno de éstos se compone de diez grupos de ocho a 12 mujeres, quienes son acompañadas por AÑO Nº GRUPOS Nº PROVINCIAS 1992 208 20 1995 268 27 1998 316 27 2012 361 33 2014 347 30 2015 370 33 Este programa se desarrolla en 13 regiones del país y cubre 33 provincias que configuran 42 módulos. Fuente: Libro “Programa de Formación y Capacitación Para Mujeres Campesinas”. PRESENCIA DEL PROGRAMA A NIVEL NACIONAL LIBRO SOBRE LOS 25 AÑOS El libro sobre el Programa de Formación y Capacitación para Mujeres Campesinas, editado en el marco de los 25 años del Convenio INDAP- PRODEMU, da cuenta del origen de esta iniciativa y de su impacto en la vida de miles de mujeres, familias y comunidades. A su vez, analiza las características actuales del modelo de intervención, reconociendo sus fortalezas y desafíos para que las mujeres rurales se sigan desarrollando. En la publicación, se destaca el aspecto productivo del programa, poniendo especial énfasis en los procesos de empoderamiento de las mujeres del campo. El libro está disponible en formato PDF en el sitio web www.prodemu.cl Pamela Farías, directora nacional de PRODEMU. profesionales que las capacitan en desarrollo personal, organizacional, ciudadanía y gestión del sector en el que eligen producir. La principal característica de estos proyectos es la asociatividad, esto es, la capacidad para complementarse colectivamente buscando el beneficio común. Por ello, cada grupo de mujeres trabaja en equipo, se capacitan y desarrollan competencias en liderazgo, comunicación efectiva y desarrollo de proyectos.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy