NT 309 NOVIEMBRE 2017

Pág. 10 | REVISTA BIMESTRAL DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA “E l humano está formado de un espíritu y un cuerpo; de un corazón que palpita al son de los sentimientos, el humano está formado”, cantaba Violeta Parra en “De cuerpo entero”, tema del disco “Las últimas composiciones” (1966), grabado poco antes de su trágica despedida, ocurrida al año siguiente, y escrita, como la totalidad de su repertorio, con la sensibilidad propia de una artista conectada con la realidad y consigo misma. Esos mismos humanos a quienes cantó desde su corazón y alma de artista, se congregaron a lo largo del país para recordar los 100 años de su nacimiento, siendo el Museo Violeta Parra, en el corazón de Santiago, el centro de los homenajes. Ahí se reunieron autoridades, folcloristas, músicos, poetas, actores y todo aquel que no quiso perderse la “Fiesta en casa de Violeta Parra”. En el homenaje, todos tuvieron palabras para ella, incluyendo quienes la conocieron de cerca: “A Violeta la conocí cuando, siendo alumno de Margot Loyola a fines de la década del 50, ella me invitó a que la acompañara a visitar a su comadre. De aquella reunión tengo el recuerdo de una grata velada en su casa, tomando té con pan amasado”, comentó Osvaldo Cádiz , folclorista y viudo de Margot. Mientras que la hija de Violeta, también folclorista y vicepresidenta del directorio de la Fundación Museo Violeta Parra, Isabel Parra , hizo un sentido homenaje en cuartetas: “Se enamoró, se casó. Me tuvo a mí, a mi hermano, a mis hermanas menores y a la guitarra en sus manos. Violeta, la creadora de la canción del amor, de la injusticia denuncia las penurias y el dolor”. “La cueca del balance” Entre los que compartieron junto con Violeta Parra, Cádiz es uno de los que apreció a la artista tanto en el plano profesional como personal. Con Margot Loyola | CULTURA A 100 AÑOS DE SU NACIMIENTO CHILE RINDE HOMENAJE A VIOLETA PARRA Compositora, investigadora, artista visual. Esos y muchos talentos más son los que definen a “la Violeta” que nuestro país recuerda en el centenario de su natalicio. El folclorista Osvaldo Cádiz compartió su experiencia y visión sobre el legado de una de las artistas más importantes de la historia nacional . Pablo Ramírez Olivares | pramirez@fucoa.cl Ilustración de Katerina Gleboff para el Premio Especial “Violeta Parra” del concurso Historias de Nuestra Tierra 2017, organizado por el Ministerio de Agricultura a través de FUCOA.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy