Background Image
Previous Page  35 / 40 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 35 / 40 Next Page
Page Background

N° 305 FEBRERO 2017

| Pág. 35

a granel a un precio similar o

más bajo que otros materiales

de aislación térmica. Para la

elaboración de las mantas, los

vellones de lana son llevados a

una máquina cardadora que va

formando un manto con varias

capas de 90 centímetros de ancho

por 60 centímetros de alto, con un

peso de 300 gramos.

Transferencia

tecnológica

Una de las aristas importantes en

este proyecto es que consideró

la participación de estudiantes

del Liceo Agrícola de la Patagonia

en el proceso de fabricación. Al

principio sólo contaban con un

taller extraprogramático en las

tardes, pero dado el alto interés

de los alumnos, la capacitación fue

incorporada como una práctica

de especialización en el horario de

clases de martes a viernes.

Algunos de los temas que

aprenden los jóvenes son eficiencia

energética,

sustentabilidad

y

aislamiento térmico. Asisten en

grupos de cinco y en total se han

capacitado 180 estudiantes en el

proyecto.

Unodeelloses

PatricioBarrientos

,

de 19 años y recién egresado de

cuarto medio. “Me interesé de

inmediato en el taller, porque

encontré la ideamuy innovadora. Me

encanta la naturaleza y el reciclaje,

y esta iniciativa ayuda al medio

ambiente además de ser económica.

También permite fomentar nuestras

tradiciones del campo”, cuenta.

Daniela Muñoz

, ejecutiva de

FIA y supervisora del proyecto,

afirma que la propuesta ha ido

avanzando muy bien y que todo el

equipo involucrado ha trabajado en

conjunto. “Los alumnos entienden

que la lana que antes eliminaba su

abuelo o papá, la van a poder usar

para aislar sus casas. Algunos de

ellos ya han aplicado esta técnica

en sus hogares, entonces estamos

empezando desde los jóvenes a

incorporar esta idea de innovación”,

explica.

Otro importante objetivo de la

iniciativa es la difusión a través

de sus ejecutores. “Creemos

que estos chicos pueden ser los

embajadores de la técnica; para

eso contamos con un equipo de

alumnos de primeromedio que son

quienes exponen a la comunidad

el producto cuando lo difundimos

en ferias y actividades de la Región

de Aysén”, señala Andrés.

Desafíos por delante

Actualmente la lana a granel

está en condiciones de ser

comercializada y cuenta con

varios clientes interesados. Por

otra parte, las mantas de fibra

natural se encuentran en proceso

de validación de prototipo en

el laboratorio de la Universidad

Católica.

“Estamos trabajando en certificar

los

mantos

aislantes

para

incorporarlos al catálogo del

Ministerio de Vivienda, de manera

que sea un producto que cumpla

con todos los protocolos para

ser incorporados en las viviendas

sociales”, afirma Andrés.

Luego de que se logre esta

meta, se abrirá un mercado

más consolidado y amplio para

la difusión y comercialización

de este novedoso y sustentable

producto.

NT

Ministro Furche: “Este es un tremendo proyecto de innovación tecnológica para darle nuevos

usos a la lana”.

Galpón de esquila del productor Marcos Ehijos.