Background Image
Previous Page  34 / 40 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 34 / 40 Next Page
Page Background

Pág. 34 |

REVISTA BIMESTRAL DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA

| INNOVACIÓN

en una convocatoria regional de

la Fundación para la Innovación

Agraria (FIA) en 2015, siendo

beneficiados con $50 millones

otorgados por el Gobierno Regional

para ejecutar la propuesta.

La Intendenta de Aysén,

Karina

Acevedo

, describe algunos de

los beneficios del proyecto: “Esta

iniciativa es una apuesta necesaria

para la región, que colabora con la

aislación térmica de las casas, pero

por sobre todo ayuda a la familia

campesina, entendiendo que este

es un producto que -en ocasiones-

no es ocupado y con esto estamos

promoviendo su uso, dando una

mirada integral y sustentable para

nuestro territorio”.

Uno de los objetivos del uso de lana

deoveja, por sobre otrosmateriales

de aislación, es la disminución

de la contaminación ambiental.

“Algunas de las viviendas de la

región poseen en sus paredes lana

de vidrio que tiene una eficiencia

similar a la lana de oveja, sin

embargo su valor es bastante alto

por metro cuadrado y deja una

gran huella de carbono, por lo que

la lana de oveja es una opción más

sustentable”, afirma Andrés.

Potenciando el

trabajo de pequeños

productores

Marcos Ehijos

posee 120 ovejas

de raza Corriedale (animales

aptos para la producción de lana

y carne) en su parcela ubicada

en el sector de Cerro Galera,

a 60 kilómetros de Coyhaique.

“Las ventas de lana han estado

muy bajas en la ciudad, pero

cuando me comunicaron que me

comprarían 600 kilos de lana para

esta iniciativa, fue un gran alivio

para mi producción”, explica.

El proyecto tiene como principal

fin el desarrollo de mantas de fibra

natural, pero también incentiva

la utilización de lana a granel

(que posee menos procesos

técnicos en su fabricación) para

que

pequeños

productores

puedan aislar sus hogares con su

propia materia prima. “Cuando

realice una ampliación en mi

casa, ocuparé esta técnica, pues

es una opción más económica,

disminuiría el consumo de leña y la

contaminación asociada”, destaca

Marcos.

Para la confección de las mantas se

puede ocupar la lana acumulada de

esquilas anteriores o reciclar la que

esté sucia o en mal estado, ya que

no es necesario utilizar la de mejor

calidad. Al respecto, el seremi de

Agricultura de Aysén,

Horacio

Velásquez

, destaca que “con

el proyecto se busca beneficiar

al pequeño y mediano productor

ovino al incorporar su producción

en un nuevo mercado menos

exigente respecto de la calidad de

la lana y diversificar el mercado de

la Agricultura Familiar Campesina

en la región”.

Proceso de

confección

Luego de recolectar la lana de

oveja, se clasifica y pesa para ir a

un tratamiento que consiste en

un prelavado con agua de río y

desengrasante y después va a una

limpieza integral en una lavadora

industrial. Más tarde es dirigida

a una máquina de vapor que

permite desinfectar plenamente

el material a una temperatura de

180 grados Celsius. Finalmente va

a secado directo al sol.

Al terminar este proceso la lana

está en condiciones de ser vendida

María de los Ángeles (al centro) junto a estudiantes del Liceo Agrícola de la Patagonia.

Patricio Barrientos (a la izquierda) en la

máquina cardadora de lana.