Background Image
Previous Page  13 / 40 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 13 / 40 Next Page
Page Background

N° 302 SEPTIEMBRE 2016

| Pág. 13

| INNOVACIÓN

S

ubiendo por el Valle de

Azapa, tomando el cruce de

la Quebrada del Diablo en

el kilómetro 14 y accediendo a la

carretera intervalles entre Azapa y

Lluta, en pleno desierto y a 1.250

metros de altura sobre el nivel

del mar, se encuentra Pampa Dos

Cruces: lugar donde la Asociación

Indígena Wali Qhantati tiene un

terreno fiscal de 54 hectáreas.

Esta asociación indígena está

conformada por 27 socios de

origen aymara, quienes disponen

de este terreno que han arrendado

a Bienes Nacionales para generar

su producción agrícola, compuesta

principalmente por frutales.

La novedad: Pampa Dos Cruces

cuenta con los primeros cuatro

atrapanieblas de la Región de Arica

y Parinacota, de 48 m2 cada uno,

cuyo piloto comenzó a operar desde

inicios de agosto de este año y ya ha

generadomás de2.000 litros deagua

por mes, que sirven para el consumo

humano, el riego de cultivos de

limones, naranjas, mangos, olivos y

maracuyás y, a futuro, la producción

de cerveza artesanal.

Pampa Dos Cruces

tiene los primeros

cuatro atrapanieblas

de la Región de Arica

y Parinacota,

de 48 m2

cada uno, cuyo piloto

ya ha generado más de

2.000 litros de agua por

mes.

Dori Maita, representante de la comunidad

Wali Qhantati; Cristian Acori, encargado del

área de Responsabilidad Social de Engie

Energía Chile; Ricardo Peters, gerente de

Engie Energía Chile; y Miguel Saavedra,

seremi de Agricultura de Arica y Parinacota,

prueban el agua recolectada por los

atrapanieblas.

Qué son los

atrapanieblas

Los

atrapanieblas

son

un

sistema de captación de las

gotas microscópicas de agua

presentes en la niebla, producto

de la evaporación del agua de mar,

también conocida en la zona norte

como “camanchaca”, un tipo de

neblina costera, dinámica y muy

copiosa que se genera a través

del siguiente proceso natural: en

el curso del día, el mar absorbe el

calor irradiado por el sol y evapora

su superficie, la que se transforma

en nubes. Durante el día, la noche y

la madrugada, se libera este calor

en forma de vapor que, debido a la

inversión térmica generada por el

anticiclón del Pacífico, no sube lo

suficiente como para desaparecer,

conformándose este fenómeno

que capturan los atrapanieblas.

Si bien el desierto de Atacama

es el de mayor aridez del mundo,

en sus costas las masas de aire

húmedo del Océano Pacífico

forman estas neblinas matinales

y nocturnas.

Los atrapanieblas son aparatos

que están compuestos por una

malla rashell que se suspende

verticalmente entre dos postes

e intercepta las gotas a medida

que el viento empuja la neblina a

través de ella. El agua se condensa

y escurre por la malla hasta una

tubería cortada en media caña que

permite almacenarla y distribuirla

para diferentes usos.

Desde hace casi 60 años diversos

investigadores chilenos trabajaron

en el modo de aprovechar

esta agua de niebla costera,

destacándose los trabajos hechos

por

Carlos Espinosa

, físico de la

Universidad de Chile que obtuvo

una patente de invención (Nº

18.424) por un aparato destinado

a “captar agua contenida en las

nieblas o camanchacas”, invención

que luego donó a la Universidad

Católica del Norte y fomentó su

difusión gratuita a través de la

UNESCO.