Previous Page  29 / 40 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 29 / 40 Next Page
Page Background

N° 299 MARZO 2016

| Pág. 29

Ministro Carlos Furche junto a Magdalena

Tapia, artesana local en piedra pedernalita.

más adelante. Fue realmente

satisfactorio ver que todos

quieren ser parte del carnaval y

que estamos logrando nuestro

objetivo”.

Diversión con

aprendizaje

El “Carnaval de Historias de

Nuestra Tierra” se divide en

dos partes. La primera es la

intervención circense-musical y la

obra de teatro basada en uno de los

cuentos ganadores del concurso

“Historias de nuestra tierra”, que

año a año realiza el Ministerio de

Agricultura a través de FUCOA.

La segunda parte se centra en

talleres de capacitación para

toda la comunidad, siempre

pensados en las necesidades

locales. ¿Cuál es la razón de estos

talleres?

Principalmente

que

al vivir en localidades alejadas,

muchas veces las personas y los/

as agricultores/as no acceden

a cierta información que puede

serles muy útil en el desarrollo

de su actividad productiva.

Asimismo, el objetivo es también

difundir algunos de los programas

con los que cuenta el Ministerio

de Agricultura y sus servicios.

Este sexto carnaval tuvo una

particularidad:

El

taller

de

artesanías

fue

dictado

por

primera vez por una maestra

artesana independiente de la

zona,

Magdalena Tapia

, quien

con el arte del tallado en piedra

pedernalita atrajo la atención de

los participantes, sobrepasando la

capacidad designada para el taller.

Los

asistentes

quedaron

fascinados. Yudith Cortés, que es

de la zona, comentó que si bien

ella sabía que la piedra pedernalita

se trabajaba mucho a nivel local,

no sabía cuál era el proceso. “Hoy

aprendí cómo es trabajar la piedra

y la verdad es muy sacrificado.

Para hacer una sola pieza puedes

estar hasta 5 horas puliendo. Es

un gran esfuerzo el que hacen los

artesanos y especialmente las

mujeres que se dedican a esto”.

Entre los talleres impartidos

estuvo el de la Agencia Chilena

para la Calidad e Inocuidad

Alimentaria (Achipia), que ha

participado desde el primer

carnaval con “El extraño mundo de

Karen”, una dinámica que invita a

los asistentes a descubrir a través

de una caja oscura la cantidad

de bacterias que hay en sus

manos previo a su lavado. En esta

ocasión, Achipia lanzó un nuevo

juego para los más pequeños: “La

carrera de la inocuidad”, un tablero

gigante de preguntas donde cada

participante debía tirar un dado,

responder la trivia correctamente

y seguir avanzando hasta llegar a

la meta.

Antonia Pacheco

, de 10 años,

participó en ambos juegos. “Vi las

bacterias en mis manos a través de

la caja y luego me enseñaron cómo

lavarlas bien. Yo no sabía que era

por 20 segundos. Además participé

en el juego del tablero y aprendí

mucho sobre la inocuidad en los

alimentos. Lo pasé genial”, dijo.

El laboratorio interactivo de

control biológico y plagas,

dirigido principalmente hacia

agricultores y temporeros de la

zona y dictado por profesionales

de INIA La Cruz, les permitió

aprender a diferenciar las plagas

a través de microscopios para

poder identificarlos de mejor

manera en sus predios. Los

expertos también aprovecharon

de

dar

recomendaciones

para evitar la propagación de

enfermedades.

NT

| CULTURA