Previous Page  29 / 40 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 29 / 40 Next Page
Page Background

N° 296 NOVIEMBRE 2015

| Pág. 29

De Recoleta a Milán. Arturo Guerrero

es el relacionador público de la Vega

Central. Pero no solo ocupa un cargo

directivo. Es de familia agricultora,

todos los días atiende su local en el

patio Chacareros y fue uno de los

principales impulsores para que el

lanzamientodeExpoMilánenChile,que

se realizó el año pasado, se hiciera en

el centro de distribución. Esto porque

la temática central del encuentro,

la alimentación, en pocos lugares se

refleja y se vive de la forma que lo hace

en la Vega. Por eso fue invitado por el

Ministerio de Agricultura a conocer la

experiencia multicultural y estas son

sus impresiones.

¿Qué rescata de su estadía

en Expo Milán 2015?

“Fue una buena experiencia porque

nos tocó compartir con productores

y pequeños empresarios del mundo

agrícola,

productores

indígenas.

Además de estar feliz por ir para allá,

nos dimos cuenta que a nuestro país

solo le falta apretar algunos “pernitos”

para tener otro estándar. Es una buena

experiencia salir a otros países para

reconocer los méritos que tiene Chile.

Arturo Guerrero, relacionador público de la Vega Central:

Eso te da un plus adicional, porque uno

ve que hay mucha crítica negativa y a

nivel internacional estamos muy bien

parados.

Ahí uno dimensiona en qué nivel está

la agricultura, el campo de Chile y

las opciones que tenemos de seguir

creciendo”.

¿Qué sensación le dejó

conocer distintas realidades

en la Exposición Universal?

“Lo primero es que se profundiza mi

respeto hacia las culturas hermanas,

los otros países y sus múltiples

características. Hay un cruce en lo que

hacemos todos los países en materia

alimentaria y nosotros estamos

ahí, en la vanguardia. Eso hace que

mercados como la Vega o las ferias

libres se vayan masificando y que

se genere un respeto por la gente,

por el consumidor o por el mismo

medio ambiente. Esa es otra cosa de

la que me di cuenta. Mucho de lo que

tenemos en materia medioambiental

no lo sabemos cuidar y eso pasa por

temas culturales. Creo que eso hay

que destacar y potenciar”.

Tuvieron la opción de visitar

el mercado de Milán. ¿Hay

mucha diferencia con la Vega

Central? ¿Algo que imitar?

“La verdad es que aprendimos muy

claramente el sistema del aseo y

cómo conservar limpios los espacios

comunes, pero allá los mercados

funcionan de manera muy diferente a

la nuestra, es mucho más restringido,

dependen del municipio. En cambio en

la Vega el acceso es libre. Una persona

viene a las 6 de la mañana o a las 20

horas y encuentra locales abiertos, en

medio de la ciudad; es una libertad

para adquirir. Ese es un patrimonio

que tenemos que cuidar y multiplicar

porque la economía del país también

depende de la pequeña agricultura y

de entregar productos baratos, sanos

y buenos”.

NT

“HAY UN CRUCE EN LO QUE HACEMOS TODOS

LOS PAÍSES EN MATERIA ALIMENTARIA Y

NOSOTROS ESTAMOS EN LA VANGUARDIA”

Derivados del vino,

especias y artesanía

fueron algunos de

los productos que se

exhibieron de manera

exitosa en el pabellón

de Chile en ExpoMilán

2015.