Background Image
Previous Page  11 / 40 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 11 / 40 Next Page
Page Background

N° 294 JULIO 2015

| Pág. 11

mapuche del valle, con la

producción de remolacha. Ahí hay

una actividad económica que está

protegida por una política pública

que permite, a estas familias

mapuche, generar un cambio

en su organización económica y

aumentar sus ingresos. De hecho,

hasta hace quince años atrás la

remolacha seguía siendo un cultivo

sumamente importante para estas

familias en el entorno de Temuco y

producto del cambio en la política

pública, el fin de las bandas de

precio y la desprotección del

azúcar, ese cultivo se abandona

y ello significa un cambio en la

organización económica de estas

familias, que tienen que cambiar

de rubro. Entonces lo que vemos

ahí es justamente cómo por una

parte las políticas públicas y por

otro los cambios en la economía

van influyendo en la forma en que

las familias se organizan.

Después viene el auge de la

exportación de manzanas en

Argentina, donde la mano de

obra mapuche se transforma

en la proveedora; son miles de

trabajadores mapuche, sobre todo

de la cordillera, que migran todos

los años a Argentina a cosechar y

después, cuando comienza el auge

en Chile, empieza una migración

hacia la zona central del país.

Entonces lo que mostramos es

que el trabajador y la familia

mapuche no han estado aislados

ni ausentes del desarrollo del

resto de la economía nacional

como internacional, si pensamos

en Argentina; el rol que ellos han

desempeñado en este caso, como

mano de obra de la fruticultura, ha

permitido y de hecho sostenido la

agricultura de exportación hasta

la fecha.

¿Qué hallazgos se obtuvieron con

este estudio?

Yo diría que el primer hallazgo

es que no es posible hablar de

una economía mapuche o de una

zona mapuche. Hay una diversidad

de realidades que tienen que

ver con la zona donde nos

encontremos –cordillera, costa,

Cautín, Malleco, etc.- que primero

están condicionadas por el origen

histórico de las tierras. También el

entorno, pues evidentemente las

comunidades lafquenchequeestán

cerca del mar tienen una economía

que históricamente se basó en el

uso de los recursos marinos, así

como en la cordillera la economía

está más relacionada con la

madera o la ganadería y en el valle

con la producción de alimentos

para el mercado urbano. Después

hay también distintos niveles de

modernización agrícola, donde se

reconoce que las políticas públicas

agrarias han influido en el nivel de

modernización; hay zonas, sobre

todo en el sur de La Araucanía,

donde agricultores mapuche hoy

en día han incorporado tecnología

y producen berries de exportación,

por ejemplo, con el mismo nivel

tecnológico que lo produce una

gran empresa agrícola, generando

de hecho empleo, contratando

mano de obra, llevando incluso

trabajadores desde pueblos y

ciudades de La Araucanía hacia el

campo a trabajar en la cosecha de

arándanos y frambuesas.

En segundo lugar, una parte

importante de los ingresos de

las familias mapuche hoy en día

provienen de la venta de mano

El rol que ellos

(trabajadores mapuche)

han desempeñado, como mano de obra de

la fruticultura,

ha permitido y de hecho

sostenido la agricultura de exportación

hasta la fecha”.

Agricultores mapuche de Galvarino.

| ENTREVISTA