Revista Nuestra Tierra Nº 293 - page 9

N° 293 ABRIL 2015
| Pág. 9
Por otro lado, también se ha
dispuesto a través de las oficinas
de Indap en la zona de créditos de
reactivación económica de corto
y largo plazo, a una tasa nominal
anual de aproximadamente 6 por
ciento, con el beneficio de que, al
momento de pagar el crédito, se
rebaja en un 50 por ciento.
Ganadería y suelos
El ministerio a través del Servicio
Agrícola y Ganadero dispuso tam-
bién de un programa de atención
del ganado regional, que también
considera a los apicultores, a tra-
vés del que se pretende enfrentar
las enfermedades y consecuen-
cias más comunes en los animales,
mediante la vacunación, desparasi-
tación gastrointestinal y entrega de
medicamentos e insumos.
El director nacional del SAG,
Ángel
Sartori
, detalló que esta ayuda
“es una vacunación contra algunas
enfermedades
clostridiales
(producidas por bacterias que
pueden conducir a la muerte
del bovino); también se están
aplicando algunos antiparasitarios
y reconstituyentes”.
Asimismo, también se aceleró
la entrega de forraje y alimento
para el ganado de la región, con
el fin de recuperar y mantener
la producción.
A través de la CNR
se
invertirán $4.000
millones
para
rehabilitación de
canales
y pozos
y
$2.100
millones
en
concursos
de la Ley de Riego.
CONSTATACIÓN DE DAÑOS EN
LA REGIÓN DE COQUIMBO
Acompañado por el secretario ejecutivo de la CNR (TyP), Patricio Grez, el
subdirector nacional de Indap,
Ricardo Vial
, y el seremi (s) de Agricultura
de Coquimbo,
Diego Peralta
, además de directores locales de servicios del
agro, el subsecretario Ternicier constató en la comuna de Vicuña los daños
producidos por el aluvión, especialmente en los canales a nivel de bocatoma
y a nivel productivo, oportunidad en la que recogió las demandas locales y
reafirmó el compromiso con la zona. “La idea es coordinar con los equipos
del ministerio las acciones a corto, mediano y largo plazo. Acá estamos
haciendo un catastro para poder destinar nuevos recursos y redireccionar
algunos para poder apoyar a los pequeños productores afectados”, explicó.
Por último, la condición de los
suelos también es fundamental
para la restauración y mantención
de la actividad agrícola en la zona.
Por ello, se anunció que a través
del Instituto de Investigaciones
Agropecuarias, Inia, se dispuso el
análisis de los suelos afectados por
el aluvión, con el fin de determinar
si existe contaminación y si ello
pone en riesgo el ciclo agrícola o la
salud de la población.
NT
| REPORTAJE
1,2,3,4,5,6,7,8 10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,...40
Powered by FlippingBook