Revista Nuestra Tierra Nº 293 - page 16

Pág. 16 |
REVISTA BIMESTRAL DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA
De ahí que en la Cuenta Pública
2014 del Ministerio de Agricultura,
el titular de la cartera,
Carlos
Furche
, anunciara algunas metas
para atacar estratégicamente los
problemas de este déficit hídrico,
como la ampliación de la cobertura
de los seguros agrícolas y de la red
agrometeorológica.
Los
pronósticos
no están dando la
certeza necesaria
para que el
agricultor tome
decisiones
. Pero la
tendencia es hacia la
normalización.
Se estima una
inversión de $105 mil
millones
para el desarrollo de las medidas
del
Plan Nacional para la Sequía.
Abastecimiento con
camiones aljibes
para asegurar el consumo
humano.
Apoyo de Indap a pequeños agricultores
, apicultores o crianceros para
comprar forraje, plantas, semillas o equipamiento.
Recursos para el
programa de alimentación familiar.
Explotación de aguas subterráneas por pozos, encauzamiento de ríos y
revestimiento de canales, en los casos en que sea necesario.
Instalación de geo-membranas
que permitirá evitar pérdidas en los
sistemas de acumulación y conducción de aguas.
Instalación de casi 6.500
sistemas de captación de aguas lluvia
en
domicilios en las regiones del Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.
Obras menores de riego a cargo de la Comisión Nacional de Riego,
tales como profundización de pozos, impermeabilización de canales y
sistemas de riego tecnificado.
| ACTUALIDAD
PLAN NACIONAL:
MEDIDAS DE CORTO PLAZO
Sin embargo, el fenómeno de
déficit hídrico se da de manera
diferente en los lugares afectados.
De hecho, el ministro Furche,
señaló que “en el norte es una
situación estructural, hace ocho,
nueve, incluso 10 años en que
no hay un invierno normal en
precipitaciones, en la zona sur
es básicamente una sequía de
carácter estacional; tenemos el
verano más seco de los últimos 50
años en el sur”.
¿Pero qué significa que sea
una “situación estructural” el
déficit hídrico del norte y en
qué se diferenciaría respecto
de lo que sucede en el sur, que
sería de “carácter estacional”?
El encargado nacional de la
Unidad Nacional de Emergencias
Agrícolas y Gestión de Riesgo
Agroclimático,
Antonio Yaksic
,
explica que “antes la sequía partía
en enero y terminaba en febrero.
Con el cambio climático empieza
en noviembre, termina en abril
y todos los escenarios indican
que esa tendencia va a seguir.
Entonces en los escenarios más
áridos, pasan de árido a desértico
y hay una transformación del
clima subhúmedo o húmedo del
sur a clima mediterráneo como en
la zona central”.
Respecto de los niveles productivos
que afecta este cambio de clima,
el profesional afirma que “eso
impacta los rubros que se cultivan
preferentemente en el sur, que
son básicamente cereales que
se cosechan entre diciembre y
enero, y por lo tanto podemos
decir que les falta el último
riego. En el caso de las praderas,
baja la disponibilidad de materia
seca para los animales y se ve la
necesidad de suplementarlo”.
1...,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15 17,18,19,20,21,22,23,24,25,26,...40
Powered by FlippingBook