Background Image
Previous Page  8 / 40 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 8 / 40 Next Page
Page Background

Pág. 8 |

REVISTA BIMESTRAL DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA

PROTECCIÓN FITO Y ZOOSANITARIA

En 2015 se reservan más de $107 mil millones para el SAG, que constituye

un incremento de 11 por ciento que responde al énfasis en programas

clave de este servicio en cuanto al control, prevención y erradicación

de enfermedades que afectan la producción nacional: lobesia botrana,

trazabilidad animal, síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRS),

sanidad animal, control de pasajeros y polilla gitana.

El director nacional del SAG, Ángel Sartori, explicó que “estas áreas

prioritarias sedefinieronconsiderando reforzar laprincipal tareadel servicio:

velar por el patrimonio fito y zoosanitario de Chile. Por eso, programas

como el de lobesia botrana o de trazabilidad aumentan significativamente

su cantidad de recursos, para así trabajar en forma cada vez más eficiente

y efectiva en el combate de plagas, manteniendo siempre en alto nuestro

estatus sanitario, que nos respalda en los mercados internacionales”.

| ENTREVISTA

En consecuencia, ese primer man-

dato, de combatir la desigualdad,

ha concentrado buena parte de

nuestra labor. Sin embargo, tene-

mos la obligación de mirar el sec-

tor agrícola en su conjunto.

¿Cómo se traduce esa obligación

en la labor del ministerio?

Chile es un país en que se hace

algún tipo de agricultura desde

Arica hasta Tierra del Fuego y hay

agricultores de distinta vocación

productiva, distinto tamaño y

envergadura económica. Lo que

nosotros hemos dicho es que

queremos impulsar un trabajo

que le agregue valor a la actividad

silvoagropecuaria en el país.

Por eso hemos puesto un acento

tan importante en la labor del

Servicio Agrícola y Ganadero.

En

primer

lugar,

recuperar

nuestras condiciones sanitarias

y fitosanitarias, mejorar los

sistemas de trazabilidad animal.

Una segunda línea de trabajo

que impulsamos fue el proyecto

de ley que permitió entregarle

a los trabajadores del SAG una

aspiración

que

persiguieron

durante 47 años, que es ser

reconocido como una institución

fiscalizadora, de forma equitativa

con otros organismos públicos que

cumplen funciones fronterizas.

Cuando llegamos el 11 de marzo

de 2014, dijimos que el SAG es

la piedra angular del desarrollo

de la agricultura chilena. Sin un

SAG eficiente y eficaz en sus

funciones es muy difícil pensar en

un país que pueda ser potencia

agroalimentaria.

Por otro lado, Indap es sinónimo

de agricultura para los chilenos.

¿Qué perspectiva tiene en torno

del trabajo del Instituto?

En primer lugar, la prioridad

respecto del trabajo en la

agricultura familiar, la agricultura

Agricultura será

uno de los sectores

que crecerá más

dinámicamente, más

del doble de lo que

crecerá la economía

del país”.

campesina. En 2014, Indap apoyó

con créditos a más de 45 mil

productores, asistió con sistemas

de transferencia tecnológica y

de capitalización a más de 130

mil agricultores en todo Chile

y lo que queremos en los años

que vienen es que el trabajo

de los Prodesal y PDTI sea

perfeccionado desde el punto de

vista de la calidad y del servicio

que entregan. Y en la medida que

vayamos adquiriendo recursos,

y por eso es tan importante la

reforma tributaria, podamos

ampliar la cobertura de ambos

programas hacia los municipios

que no lo tienen o aquellos en

que el número de personas que

podemos incluir es insuficiente

en lo que se refiere a cobertura.

A ello se debe agregar el esfuerzo

que hace el Instituto por generar

condiciones de mecanismos de

comercialización más apropiados