NT 288 MAYO 2014 - page 32

Pág. 32 |
REVISTABIMESTRALDELMINISTERIO DEAGRICULTURA
el local, hay 28 puestos. De ellos,
habimostresquehacimos loza. Los
demás, todos son revendedores”,
explicaRamos.
Miguel Riquelme, dueño del
negocio “Punto de encuentro”,
sostiene: “El verdadero artesano
de Pomaire está hacia el final del
pueblo. Y más del 80 por ciento
de los de la primera cuadra son
solamente revendedores. ¿Por
qué el hijo de un artesano no
quiere continuar trabajando la
greda? Porque el revendedor
paga $100 por una paila, y luego
la vende a $350, $400. Por eso el
hijo de ese artesano prefiere por
último… irseaMelipillaa trabajar
en la fábricaAriztía”.
A pesar de que a Ramos le gusta
su oficio, quiere algo diferente
para sus hijas. Cuenta que no se
puede trabajar en verano después
de las 14 hrs., “porque se reseca
la loza y se parten las orejas”. Por
eso trabaja por las noches, como
muchosenelpueblo. Aveceshasta
las4de lamañana.
El antiguoPomaire:
unapieza, unapersona
Cada una de las miles de piezas
que Víctor Silva Vera exhibe en su
tienda fue hecha por él. Aprendió
de suprima, la reconocidaalfarera
y pesebrista Julia Vera: “Nació el
año 1917 y murió en 1997… Ella
me pasaba monitos, libritos, que
después me di cuenta que eran
puros libros de iglesias, puras
imágenes religiosas. Pero nunca
me dijo: toma, agarra un palito y
ponte a trabajar. No, no, no, no.
Después me empezó a gustar.
Cuando recibí los primeros pesos,
me dije: ¿A ver? Me he graduado.
Puedo ser independiente”.
Silva, que se define como alfarero,
seniegaausar el torno: “Ese torno
que está en cada casa hoy día, por
miles, esel queechóaperder todo.
Almaestro, lacalidaddel producto.
Porquehoyendíasecortaenserie”.
Cuenta que antiguamente todo
comenzaba con la búsqueda de la
materia prima: había que picar la
tierra con un chuzo hasta juntar un
saco, demásomenos40o50kilos.
Luego, se dejaba secando en sacos
decáñamo. A las5de lamañana se
pisaba la greda y luego se buscaba
las piedras y astillas, ya que si una
piedra quedabametida adentro de
lapieza, enel cocimiento “sesalta”.
Unavez formadaa lapieza, sedeja
orear. Al día siguiente se procede
a “desgrear” con cuchillo sin filo:
“Es como pelar una papa. Tú vas
palpando con la yema que toda
la piel quede en su exacto grosor,
pareja. Ahí la pieza está oreada,
durita. Al tercer día se toma un
trozo de teja y se comienza a
“alisar”: “donde salta, hay una
piedra, tú la sacas y pones greda
dura ahí”. Silva cuenta que así la
“piel” va tomando solidez. Luego
se juega con ellas para probar su
resistencia.
Lapieza sedejaorear a la sombra.
Al día siguiente, se debe pulir con
una piedra ágata. Posteriormente
se toma un pedazo de cordobán
(cuero de cordero) que se pasa
por el lado de la lana, retirando el
polvo. Quedabrillante.
SergioTrujilloyAnaPeraltausanpiedraágataparadejar
laspiezas suavesybrillantes.
CULTURA
1...,22,23,24,25,26,27,28,29,30,31 33,34,35,36,37,38,39,40
Powered by FlippingBook