NT 288 MAYO 2014 - page 31

N°288 MAYO2014
|
Pág. 31
CULTURA |
L
a mayoría de los 7 mil 842
habitantes de Pomaire se
dedica a la greda, mientras
que una pequeña parte
trabaja en labores agrícolas. En las
callesRobertoBravoySanAntonio
se encuentran uno tras otro, los
puestos de venta y locales de
comida típica. Entre las fuentes,
ollas y pailas de greda color rojizo
o negro, resaltan grifos amarillos
y chanchos floreados, símbolos
de los cambios que ha venido
experimentandoel lugar.
Variasmanosen la
confeccióndeunapieza
Distintas personas participan en
la elaboración de las piezas que
se pueden comprar entrando al
poblado. La greda es extraída
por camiones en los cerros de
Mallarauco, Cuncumén y El Asilo.
En el cerro La Cruz, donde iban
los antiguos pomairinos, cuentan
que la greda ya se agotó y que el
accesoestácerrado.
TRADICIONESENPOMAIRE, REGIÓNMETROPOLITANA:
LAANTIGUAYLANUEVA
ARTESANÍAENGREDA
ENTRELACOSTAY
LACAPITAL
, enun
pequeño vallea los
pies de los cerros
MallaraucoyPigüilmo,
seencuentraesta
tradicional aldea
quedurante siglos
hadesarrolladouna
tradiciónalfarera.
Una vez comprada la greda, se
le encarga a un “cortador” que la
moldee con un torno de pie. “Aquí
cada cortador tiene su rubro. Hay
uno que corta puros maceteritos
chiquititos, de esos miniatura
pa’
los cactus”, diceCristiánRamos.
Unavezcortadas laspiezas, Ramos
procede a “orejar”: le pone asas, si
se trata de una olla; o patas, cola,
hocico y orejas, si se trata de un
chanchito. Su señora Ubelinda
pule todas las piezas, menos las
quepintan. Muchas personas en el
pueblo, como Sergio Trujillo y Ana
Peralta, aúnusanpiedraágata, que
deja laspiezasbrillantesy suaves.
La pieza se deja “orear”, secar a
la sombra, para luego cocerla al
horno. Como combustible, se usa
leña, ya que el gas no alcanza la
temperatura requerida. Para el
color negro, se agrega bosta de
animal como combustible. Todo el
procesodura15días.
Ventade laspiezas
Antiguamente la loza se vendía
en las casas, pero hoy los
turistas solamente visitan las
dos calles principales, donde se
encuentran lospuestosdemuchos
comerciantes: “Dondeestoy yo, en
|
.
1...,21,22,23,24,25,26,27,28,29,30 32,33,34,35,36,37,38,39,40
Powered by FlippingBook