NT287_final - page 4

PÁG.
4
//
EDICIÓN Nº 287
NT /
/ N U E S T R A T I E R R A
EDITORIAL //
A
ntes de asumir su mandato en 2010, el Presidente Sebastián Piñera ya había destacado la importancia
del sector silvoagropecuario y el mundo rural para el desarrollo de Chile. No es casualidad que, durante
su campaña presidencial, el Jefe de Estado haya formalizado sus 25 Compromisos con la Agricultura y el
Mundo Rural, que constituyeron las directrices de la gestión del Ministerio de Agricultura y que, al término de la
administración, se encuentran prácticamente cumplidos en su totalidad.
En su cuenta pública 2010-2014, el ministro Luis Mayol destacó que una de las máximas que inspiraron la gestión
fue devolver a la agricultura chilena el lugar que se merece, que es una de las bases del objetivo de convertir a
Chile en una potencia agroalimentaria y forestal, respecto a lo cual se llevaron a cabo grandes avances durante
el Gobierno del Presidente Piñera.
La labor del Ministerio no estuvo exenta de complicaciones. El terremoto de 2010 generó grandes problemas
para el mundo agrícola y rural, los que fueron rápidamente enfrentados y solucionados gracias a la labor conjunta
de los servicios del Agro. Prueba de ello es que, en materia hídrica, el 90% de la infraestructura dañada ya se
encontraba reparada antes de la siguiente temporada de riego.
Luego, la sequía se convirtió en un factor transversal en la Administración, por lo que se adoptaron medidas
inmediatas pero también de mediano y largo plazo, haciéndose cargo de los 50 años de retraso en infraestructura
y así permitir almacenar y aprovechar de mejor forma el agua.
Emergencias como las heladas ocurridas en septiembre de 2013 fueron otro problema a enfrentar. Ante ello, la
eficiente labor del Gobierno a través del Ministerio de Agricultura permitió que este fenómeno, el más agudo
desde 1929, no tuviera consecuencias aún más graves para la agricultura nacional.
En cuanto al apoyo a los agricultores, no sólo se reforzaron e impulsaron los programas ministeriales, que
permitieron multiplicar el número de beneficiarios desde 2009, sino que, además, se estrecharon lazos con
las organizaciones y gremios, lo que es reconocido y valorado por representantes del sector, que esperan se
mantengan estas instancias de colaboración generadas.
Un rápido recorrido por el país, luego de cuatro años de Gobierno, permitiría constatar cómo han aumentado
las tierras cultivadas, cómo la tecnología e innovación agrícola están llegando a lugares remotos y cómo los
pequeños productores están aportando cada día más al sector, gracias al apoyo del Ministerio de Agricultura y
sus servicios.
Chile cambió y también lo hizo su agricultura, especialmente la pequeña. Se lograron importantes e inéditos
pasos. No obstante, aún queda un largo camino por recorrer y nuevos desafíos a asumir en los años venideros, de
manera de continuar la labor impulsada en beneficio del Agro y de todo el país.
LA AGRICULTURA
EN EL LUGAR QUE SE MERECE
1,2,3 5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,...40
Powered by FlippingBook