nt 284 junio 2013 - page 38

PÁG.
38
//
EDICIÓN Nº 284
NT /
/ N U E S T R A T I E R R A
MUNDO RURAL
varias oportunidades superan las de
poblaciones más densas”, aclara.
Otra imagen que existe es que lo rural
es sinónimo de agrícola; sin embargo,
es importante reconocer que si bien
la agricultura es la principal actividad,
no es “la única”. Un dato importante
mostró la Encuesta CASEN en 2011:
menos del 50% de los ocupados rurales
son agricultores.
“Uniendo ambos mitos, podemos
entender por qué una gran cantidad de
políticas de desarrollo rural, que fueron
sinónimo de políticas de superación de
pobreza rural, fracasaron, sin tener los
impactos esperados en los territorios”,
puntualiza Undurraga.
Así, se resalta que la forma de intervenir
en los territorios rurales históricamente
ha sido sectorizada y poco articulada,
no concretándose hace décadas una
estrategia que logre integrar las
acciones en ellos.
¿CÓMO SE MIDE LO RURAL?
Durante
el
Seminario
“Nuestro
Chile Rural: Desafíos de una Nueva
Estrategia” se destacó la necesidad
de contar con un instrumento más
robusto de medición de lo rural y el
diseño de una estrategia general. Por
ello, es importante conocer cómo
se ha avanzado en la materia y qué
proyecciones se visualizan.
“El primer avance, y el que espera
formar una base estable que
permita proseguir con la discusión y
adaptación tanto de criterios como
estrategias, es la conformación del
Comité Interministerial de Desarrollo
Rural, integrado por los ministerios
de Agricultura, Obras Públicas, Medio
Ambiente y Vivienda y Urbanismo, junto
con la Subsecretaría de Desarrollo
Regional y Administrativo (Subdere).
Debido a que lo rural está en continuo
cambio, debemos prepararnos para
ajustarnos a ello. En este marco,
DURANTE EL SEMINARIO “NUESTRO CHILE RURAL: DESAFÍOS DE UNA NUEVA ESTRATEGIA” SE DESTACÓ LA
NECESIDAD DE CONTAR CON UN INSTRUMENTO MÁS ROBUSTO DE MEDICIÓN DE LO RURAL Y EL DISEÑO
DE UNA ESTRATEGIA GENERAL.
“Lo
rural y urbano
no son contrapuestos,
sino que
se necesitan y viven el uno del
otro
”. Ministro Luis Mayol
se inició la discusión del criterio
de ruralidad, incorporando a 13
ministerios, consensuando la necesidad
de redefinición, proceso que está en
desarrollo. El cambio debe ser gradual
por el impacto de éste en cada uno
de los sectores que dependen de esta
definición”, señala Undurraga.
Paralelo a este trabajo, la Subdere
solicitó un diagnóstico a la OCDE sobre
las Políticas Rurales en Chile, que junto
a los talleres que se realizaron en cada
una de las regiones del país sobre las
necesidades y potencialidades rurales,
serán la base de discusión para una
Política Nacional de Desarrollo Rural.
Cabe destacar que este proceso ha
transcurrido en un ambiente amplio,
considerando a los actores locales
como los verdaderos protagonistas y
partes de la propuesta.
Así, la proyección y desafío principal es
la elaboración y promulgación de una
Política Nacional de Desarrollo Rural
que sea capaz de dialogar con la política
urbana y que contribuya al desarrollo
integral de los territorios, priorizando
las necesidades y potenciando las
fortalezas de cada uno de ellos.
María Emilia Undurraga añade que
está el trabajo conjunto con el
Ministerio de Desarrollo Social “para
lograr incluir en los desafíos sociales
las particularidades de lo rural y
analizar la posibilidad de elaborar
instrumentos más pertinentes para
las localidades de baja densidad
que no cuentan con las estadísticas
básicas para tomar decisiones
pertinentes y eficaces”.
En ese sentido, “el nuevo concepto
de lo rural aporta además otros
grandes desafíos del país: llegar a ser
un país desarrollado, sin pobreza, lo
que no se logrará si no incorporamos
los territorios de baja densidad que
cada vez tienen mayores brechas en
sus indicadores de bienestar social y
económico”, concluye.
1...,28,29,30,31,32,33,34,35,36,37 39,40
Powered by FlippingBook