PÁG.
28
//
EDICIÓN Nº 280
Nt /
/
N U E S T R A T I E R R A
cultura
"
En Chile hay muchas, muchas, muchas actividades
interesantísimas, pero poquísimas tienen
trascendencia en el tiempo, permanencia (como
el concurso). Hay que pensar que Gabriela Mistral
decía:
Todo esfuerzo que no es continuado, se
pierde’"
.
Floridor Pérez, jurado nacional
escuela, es la primera vez que la dueña
de casa de Pueblo de San Fernando, en
la comuna de Copiapó, concursa. Su
emotivo relato refleja el amor hacia la
madre, algo que— como ella explica—
es común a todos.
Segundo lugar:
Despedirse en otoño”,
Amanda Gallegos Gallegos (70 años)
Amanda es profesora de educación
básica en Mulchén y escribe cuentos
hace muchos años. Ya publicó un libro
y tiene mucho material que, cuenta, le
gustaría dar a conocer. Por esta razón,
es muy importante para ella haber
ganado por segunda vez un premio
en este concurso, ya que hay pocas
instancias para publicar.
Mujer
rural:
Quebrada
de
Nacimientos”,
Valérie
Hélène
Bernmadette Silvestre (42 años)
Hace 18 años que Valérie llegó desde
Francia a investigar para su memoria
sobre castellano a San Pedro de
Atacama. En ese lugar, conoció a su
gran amor, un chileno, y se quedó
a vivir en el país. Hoy, Valérie es
microempresaria en la zona.
Pueblos Originarios:
La Nua
Blanquita Pont”, Lizette Escobar
Balocchi (56 años)
Lizette llevamuchos años participando
en el concurso. A pesar de que ya ha
ganado algunos premios regionales,
nunca se imaginó que ganaría un
premio nacional.
Poesía del mundo rural
Primer lugar:
Abuelo de la
nada”, María Antonieta Barrientos
Bahamonde (46 años)
Si bien es no-vidente y contadora de
profesión, María Antonieta participa
desde hace muchos años en el
concurso, con la ayuda de un software
parlante, e incluso ya había ganado en
la categoría “Historias Campesinas”. Su
poema “Abuelo de la nada” está muy
unido a sus experiencias, ya que vivió
32
años en el campo.
Segundo lugar:
Viene el hijo”, Luis
Humberto Fuentes Castro (47 años)
Luis Humberto es ingeniero en ges-
tión pesquera, pero su interés por el
mundo social lo llevó a trabajar como
asesor de familias vulnerables en
programas sociales, especialmente
en las localidades costeras. Nacido
en Machigüe, Región de O’Higgins,
comenzó a escribir sus primeros
poemas a temprana edad, con la
intención de continuar recogiendo y
transmitiendo la belleza de la vida,
a través de su poesía. Ha participado
en numerosas ocasiones en concur-
sos y ganado menciones honrosas.
El poema con el que participó tiene
relación con sus padres: “Ellos con
esfuerzo, me incentivaron, me entre-
garon confianza y consejos junto a
mis hermanos para que nos aferrá-
ramos a su legado: la educación.”
Me lo contó mi abuelito
Primer lugar:
Mi abuelo: una leyenda”,
Fabián Andrés Castillo Osorio (14 años)
Cursa 8° básico del Colegio Juan Pablo
II en Arica y cuenta que, mientras
estuvo con reposo en su casa por un
problema en una pierna, se metió a
Internet a buscar cosas, dio con el
concurso y decidió escribir este cuento
inspirado en su abuelo que siempre le
contaba muchas cosas cuando era
chico.
Segundo lugar:
Carrera a la chilena
del chincol y la loica”, Cristián Felipe
Valdés Salgado (11 años)
El estudiante de 5° básico del Instituto
Regional del Maule, en San Javier, se
enteró del concurso a través de su
profesor de curso. Para Cristián haber
ganado este premio es: “¡Lo máximo!”.
Pueblos Originarios:
La Punta
Gusano”, Gustavo Adolfo Soto
Anguita (10 años)
María Anguita, madre y al mismo
tiempo profesora de Gustavo Adolfo,
motivó a sus alumnos de 4° básico
del Liceo Donald Mc Intyre, Cabo de
Hornos, a recopilar cuentos de su
entorno o que hubieran escuchado
de sus abuelos. La idea de María
es publicar un libro como recuerdo
para sus estudiantes, ya que el 2012
pasarán a 5° básico y dejará de ser su
profesora.