w w w . f u c o a . g o b . c l
EDICIÓN Nº 280
//
PÁG.
15
N U E S T R A T I E R R A
/ /
Nt
un satélite como Fasat Charlie es que
permite entregar imágenes que dan
información relevante para la toma
de decisiones, y una de las áreas
principales que se beneficia con esta
tecnología es justamente la agricultura.
Esto permitirá desarrollar aplicaciones
como la agricultura de precisión, lo
que permitirá mejorar los procesos
productivos y el desarrollo del país”.
Alan
Bojanic
,
representante
regional adjunto
de la Organiza-
ción de Naciones
Unidas para la
Agricultura (FAO)
para
América
Latina y el Caribe,
valoró el avan-
ce de Chile en el
desarrollo de tecnología satelital para
la agricultura, lo que permite “poner a
Chile en el escenario internacional de
trabajo en torno a esta área. Desde la
FAO siempre hemos tenido una rela-
ción muy colaborativa, porque si hay un
tema que nos preocupa es el de degra-
dación de tierras, uso adecuado de los
suelos, de agricultura de precisión. Eso
se logra con este tipo de instrumentos
tecnológicos de avanzada”.
internacional
de Agricultura, posee una labor
fundamental.
El director ejecutivo
del Centro de Infor-
mación de Recursos
Naturales
(
Ciren)
y
presidente
del
Comité
Organiza-
dor,
Eugenio Gon-
zález,
destaca que
para la agricultura
esto es muy impor-
tante. Mediante sensores remotos,
es posible determinar madurez de
cultivos, determinar el estado de
acumulación de nieve luego de las
lluvias, lo que permite determinar
si el año siguiente puede ser seco,
más normal, etc. Podemos ade-
lantarnos a eventuales escenarios.
Si bien no podemos, por ejemplo,
prevenir desastres naturales con la
información satelital, sí podemos
prevenir los problemas que para la
agricultura causan estos sucesos”.
Al respecto, el ministro de Agricultura,
Luis Mayol
,
señaló que “la agricultura
de precisión es indispensable para
obtener un ahorro significativo en
fertilizantes y agua; para proyectar
con certeza cómo será la producción
por temporada; para identificar los
suelos que tienen el potencial para uso
agrícola; para determinar la existencia
de plagas o enfermedades; para
cuantificar la ‘cosecha de agua por
cada temporada invernal’ al mostrar
la cantidad de nieve caída en la alta
cordillera. Para nuestro
país, que tiene ese inmenso
macizo que es los Andes, el
contar con esa información
nos
permite
planificar
y definir las estrategias
adecuadas para el desarrollo
de nuestra agricultura”.
El comandante del Grupo
de Operaciones Espaciales
de la Fach,
Cristián Puebla
,
destacó
que “el principal beneficio de tener
Por su parte,
Luc St-Pie-
rre
,
oficial a cargo de Pro-
gramas de la Oficina de
Naciones Unidas para los
Asuntos
Ultraterrestres,
destacó que la realización
de estos encuentros sobre
uso de tecnología espacial
permite “ver cómo tener un
acceso más libre y sencillo
a la información; estamos hablando
de imágenes satelitales que tienen
un costo y requerimientos técnicos y
de conocimientos, por lo que si bus-
camos que esta información llegue
hasta el campesino más pequeño,
debemos ver cómo garantizar el acce-
so a esa información de forma clara y
oportuna, además de interpretarla de
forma óptima para que los usuarios la
entiendan bien”.
Es importante destacar que para
nuestro país, contar con esa
información permite planificar y
definir las estrategias adecuadas para
el desarrollo de la agricultura, por lo
que el uso de la tecnología satelital no
sólo apoya a los productores agrícolas,
sino también al desarrollo de mejores
políticas para el sector.
Imágenes satelitales de Pirque y Paine, provincia de Maipo.