Página 32 - revistaNT_279

PÁG.
32
//
EDICIÓN Nº 279
NT /
/
N u E S T r a T I E r r a
hiSToriA
Este se convirtió en un importan-
te centro de investigación genética
nacional con plantación de bosques de
pino, viñedos, optimización de las aguas
con tres tranques y canales de regadío
capaces de ayudar al cultivo de ensa-
yos de un sinnúmero de variedades de
porotos, trigo y cereales”, resalta.
Innovadora también fue la aplicación del
lupino como abono vegetal “con ensayos
de distintas variedades canadienses y
norteamericanas, capaces de mejorar
demanera sustentable los cultivos de la
zona”, rememora.
En genética bovina, introdujo nuevas
especies de ovejas, entre ellas la
merino australiana.
Todas estas experiencias –incluso
desestimó ofertas para trabajar en
el exterior– las compartía con niños,
jóvenes, profesionales, agricultores
y sus familias. así lo recuerdan sus
hijos, Elías Fernando y Nelly, quienes
acotan: “Con la Escuela de agronomía
de la universidad de Chile formó
una agrupación de transferencia
tecnológica en Cauquenes. recibía
información desde California y exhibía
películas para mostrar cómo se
trabajaba en los campos californianos,
cómo se organizaban los pequeños
agricultores y cómo aprendían los
niños a ayudar en algunas labores
menores, por ejemplo, la recolección
de semillas de ensayos”.
Esta labor la complementaba con
jornadas agronómicas de visitas al
Centro Experimental de las escuelas
de agronomía de las universidades
de Concepción, de Chile, Católica de
Santiago y Valparaíso, y también de
organismos de investigación de casas
de estudios superiores extranjeras.
a su ingreso al SaG de Linares en 1956
siguió comprometido con labores de
investigación y extensión genética,
además de efectuar funciones técni-
co-administrativas propias del servicio.
voCACiÓn dE SErviCio
aparte de su quehacer profesional,
osvaldo Parada creó con su esposa
un Centro Comunitario de Salud
para atender a las familias de los
trabajadores del Centro Experimental.
Con ella también fomentaban en
las esposas de los trabajadores el
cultivo de hortalizas, posteriormente
comercializadas en Cauquenes.
Igualmente, se comprometió con el
proceso de reforma agraria regional
en los gobiernos de los presidentes
alessandri, Frei y allende. “En el
gobierno de don Jorge alessandri
formamos con el senador Francisco
Bulnes –“el marqués”- un comité de
pequeños agricultores, como 500.
Compramos 18 fundos y formamos
como 180 parceleros. Eso fue muy
bonito”, subraya.
al evocar su retiro del SaG, en
noviembre de 1973, expresa: “me
dieron la despedida en el restaurante
Las Brisas‘ de Loncomilla mis
jefes de Santiago y Linares y mis
compañeros”. Le regalaron un
Quijote, símbolo de “repartir tierra
en sacos”, subraya, de ideales, de
obrar en justicia.
LE GuSTa maNTENErSE INFormaDo. ES aSIDuo
LECTor DE La rEVISTa “NuESTra TIErra”, ENTrE
oTroS mEDIoS.
EN raNCaGua: rENoVaCIÓN DE VoToS DE maTrImoNIo EN LaS
BoDaS DE oro”.
SaG, LINarES 1969.
Su vida laboral por 40 años se concentró
mayormente en la región del maule.