Página 28 - revistaNT_279

PÁG.
28
//
EDICIÓN Nº 279
NT /
/
N u E S T r a T I E r r a
ProyECCionES
CHILE EN EL raNKING DE mayorES EXPorTaDorES muNDIaLES DE FruTa FrESCa
vALor AÑo 2011
Especie
arándanos
uvas
Ciruelas
Paltas
Cerezas
Kiwis
1
er Lugar
2
do Lugar
3
er Lugar
FuENTE: CCI (CENTro DE ComErCIo INTErNaCIoNaL)
Estados unidos y Chile. Pero en 2011,
Chile alcanza el segundo lugar y
sobrepasa a Italia y EE.uu. Incluso,
si no se considerara a los cítricos,
que constituyen más del 60% de
las exportaciones hispanas, nuestro
país encabezaría posiciones en las
especies mencionadas, por el valor de
sus exportaciones. Sin embargo, ocupa
sitiales universales de privilegio con
la uva de mesa, ciruelas y arándanos,
primero; paltas y cerezas, segundo; y
kiwis, tercero (ver gráfico).
Industria frutícola chilena
enfrenta positivamente
el escenario
económico
internacional
AnáLiSiS dE odEPA indiCA quE LA APErTurA dE MErCAdoS ASiáTiCoS
FAvorECE nivELES dE EnvíoS y PrECioS. SuPErFiCiE dE PLAnTACionES
FruTíCoLAS rEgiSTrA ProgrESivoS AuMEnToS.
apertura de mercados
D
urante la última década, la
industria frutícola nacional
ha con t i nuado en s u r u t a
hac i a conve r t i r se -y en pa r t e
lo ha conseguido- en una potencia
exportadora de nivel mundial.
así se desprende de los antecedentes
y análisis de la oficina de Estudios
y Políticas agrarias, odepa, del
ministerio de agricultura, contenidos
en publicaciones y el Boletín Frutícola
(
lin k B o l e t í n
Frutícola), elaborado por el profesional
Jaime Bravo Mina
,
y en los cuales se
incorpora información de diversas
fuentes informativas.
Nuestro país, aparte de ser el principal
exportador frutícola del Hemisferio
Sur, se ubica en el segundo lugar
internac i ona l a l cons i derar l as
12
principales especies de clima
mediterráneo que comercializa: uva
de mesa, manzanas, paltas, ciruelas,
cerezas, duraznos, arándanos, kiwis,
naranjas, limones, peras y nectarines.
En 2002, España lideraba los envíos
de estas frutas, seguido de Italia,
La industria ha experimentado la
desviación de sus envíos a mercados
tradicionales, como Europa y Estados
unidos, hacia los asiáticos. Su apertura, a
través de los tratados de libre comercio
y los esfuerzos público-privados, han
facilitado el acceso a la fruta nacional
a estos mercados emergentes,
caracterizados por la incorporación
de parte importante de la población a
niveles de ingresos más altos, la que ha
sumado a su consumo habitual la fruta
fresca fuera de temporada.