Página 31 - Revista Nuestra Tierra Nº 278

Versión de HTML Básico

w w w . f u c o a . g o b . c l
EDICIÓN Nº 278
/ /
PÁG .
31
N u E S T r a T I E r r a
/ /
NT
Es por esto que el año pasado el minis-
terio de agricultura, a través del Infor
y en conjunto con el CFT Lota arauco,
creó la especialidad “Técnico de Nivel
medio en Construcción en madera”, a
la que ingresaron 42 alumnos, por lo
que en 2013 se espera contar con la
primera generación de especialistas a
nivel país.
Por otra parte, no existe una ofer-
ta estandarizada de madera para la
construcción, por lo que tampoco hay
un incentivo para que las empresas
constructoras la empleen.
En Chile, las empresas constructoras
adquieren en los aserraderos y
tiendas de venta de materiales de
construcción madera aserrada que no
cumple con todos los requisitos que se
necesitan para su uso eficiente en la
construcción. Es decir, seca, con menos
de un 19% de humedad, y que ofrezca
condiciones de tolerancia dimensional,
grado estructural e impregnación.
“Ello implica que las empresas deben
gestionar por cuenta propia los
innovACión
utilización de materia prima
L
a madera es un elemento que
reina en las construcciones de
los países desarrollados. mien-
tras Estados unidos, Canadá, Suecia,
Noruega o Finlandia exhiben cifras
promedio superiores al 85% en el uso
de este material con fines habitacio-
nales, la realidad chilena muestra sólo
un 19%; un guarismo pobre para un
país rico en recursos forestales.
Europa y Norteamérica son grandes
promotores de la madera y la emplean
profusamente a la hora de fabricar
sus viviendas en virtud de varias con-
sideraciones. De
acuerdo con el
director ejecuti-
vo del Instituto
Fores ta l (Infor),
Hans gros se
,
éstas pasan por
una serie de ven-
tajas que mues-
tra el recurso.
“La madera presenta bajos consumos
de energía en su ciclo de vida, es un
material reciclable, biodegradable, de
buen comportamiento frente a los sis-
Viviendas de madera
en Chile:
realidad
y proyecciones
A PESAr dE SEr un PAíS Con un SECTor ForESTAL
dESArroLLAdo, Con ExPorTACionES QuE ConSTiTuyEn
LA SEgundA FuEnTE dE ingrESoS dESPuéS dEL CobrE,
EL PAíS MuESTrA un bAjíSiMo nivEL dE uSo dE MAdErA
PArA LA ConSTruCCión dE viviEndAS.
mos y los sistemas constructivos per-
miten la fabricación de viviendas en
menos tiempo”, explica.
Pero si la madera tiene tantos benefi-
cios, la gran pregunta es por qué Chile
está tan lejos de la realidad interna-
cional. Según el Informe Edificación
2010 del Instituto Nacional de Estadís-
ticas (INE), de un total anual de 140 mil
619 unidades construidas, sólo unas
26 mil corresponden a viviendas con
estructura de madera en nuestro país.
ForMACión dE CArPinTEroS
Existen varios factores que explican
el bajo consumo de madera para
construir viviendas en Chile. Entre
ellos, está la escasa disponibilidad de
mano de obra calificada. De hecho,
los programas de estudios de nivel
medio para técnico profesional de
las especialidades “Procesamiento de
la madera”, “Productos de la made-
ra”, “Edificación” y “Terminaciones en
Construcción” no contemplan mate-
rias que permitan la formación de
especialistas en esta área.