Página 25 - Revista Nuestra Tierra 277

Versión de HTML Básico

w w w . f u c o a . g o b . c l
EDICIÓN Nº 277
/ /
PÁG .
25
N U E S T R A T I E R R A
/ /
NT
INFORMACIÓN TÉCNICA
TEMUCO FUE LA SEDE DEL OCTAVO CONGRESO
INTERNACIONAL DEL AVELLANO EUROPEO,
EVENTO QUE SE EFECTÚA CADA CUATRO AÑOS Y
QUE REUNIÓ A 260 PARTICIPANTES.
TEMUCO
SEDE DE CONGRESO
INTERNACIONAL
Entre los días 19 y 21 de marzo
de 2012, Temuco fue sede del
Octavo Congreso Internacional del
Avellano Europeo, auspiciado por la
InternationalSocietyforHorticultural
Science (ISHS) y organizado por los
Centros Regionales INIA Quilamapu
(Chillán) e INIA Carillanca (Temuco).
Asistieron científicos y académicos
de los cinco continentes que
presentaron resultados y trabajos
relacionados con el cultivo. Por Chile
participaron investigadores INIA que
ejecutan proyectos de investigación
y desarrollo del avellano europeo en
las regiones del centro-sur.
Destacó la presencia de una
numerosa delegación del estado de
Oregon, EE.UU., la que incluso efectuó
una gira por las zonas productoras. A
su término, mostraron su sorpresa
por la velocidad de crecimiento
de la superficie plantada en Chile,
la que, al ritmo actual, superará
la producción de Estados Unidos
cuando los huertos alcancen la
adultez al finalizar la década.
De hecho, en el Hemisferio Sur, nues-
tro país es el único con condicio-
nes excepcionales para producir
avellanas europeas de calidad y en
contraestación, y abastecer a los
mercados del Hemisferio Norte. Esto
es relevante/importante dado que
su fruto se torna rancio de un año a
otro, lo que va en contra de los altos
estándares de la industria del choco-
late, que exige, idealmente, sólo seis
meses de preservación.
CRECIMIENTO DE
PLANTACIONES
En 1995 había 15 hectáreas de ave-
llanos europeos en el país, pero tras
la llegada de la empresa Ferrero, la
superficie se ha incrementado hasta
unas 13 mil ha, con una tasa de plan-
tación anual superior a las mil hec-
táreas. Hasta ahora, seis empresas
compran y procesan el fruto, en tan-
to que diversos viveristas surten de
plantas a los productores. Todo ello
confluye en una industria más sólida
y de mayor confianza.
Sólo las regiones del Maule y de La
Araucanía reúnen el 60% del total
plantado, con una superficie prome-
dio de 20 hectáreas por huerto y un
rendimiento promedio de entre 2,5 y
3,5 ton/ha.
El precio del fruto en las últimas dos
temporadas ha sido de US$ 3,7/kilo,
con cáscara, en la variedad Tonda di
Giffoni y de US$ 2,7/kilo en la varie-
dad Barcelona.
La producción nacional durante la
temporada 2011 llegó a 5 mil tonela-
das, en su gran mayoría avellana con
cáscara, exportadas a Europa, Nortea-
mérica y China; sin embargo, ya se está
iniciando el procesado del fruto con el
propósito de agregarle valor.
Estimaciones indican que en los
próximos seis años, Chile debiera
alcanzar una producción de 37 mil
toneladas, lo que le ubicaría como
tercer o cuarto productor mundial,
con retornos cercanos a 100 millo-
nes de dólares al año.
EL TRABAJO DESARROLLADO POR EL INSTITUTO
DE INVESTIGACIONES AGROPECUARIAS, INIA,
HA DETERMINADO QUE EN LAS ZONAS CENTRO
SUR Y SUR DEL PAÍS EL AVELLANO EUROPEO
ALCANCE RENDIMIENTOS DE NIVEL MUNDIAL.