Panorama local y mundial de los vinos chilenos

27 de jun de 2013

Producción nacional aumentó 20% en 2012. Exportaciones subieron entre enero y abril de este año en volumen y valor comercial con relación a igual periodo del año pasado.

Silvio Banfi, profesional de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura, nos presenta una síntesis de la situación actual del mercado internacional del vino, el desempeño reciente de las exportaciones chilenas y el comportamiento que ha tenido el mercado nacional en la evolución de los precios de las uvas y los vinos en la última vendimia, así como su relación con el nivel de existencias acumuladas a fines del año pasado.

Mercado internacional

Según recientes informes de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) y análisis de otras instituciones especializadas, durante 2013 y probablemente también en gran parte de 2014, el comercio internacional de vinos se verá afectado por una situación de escasez de oferta  originada a partir de las bajas producciones obtenidas especialmente en Europa en la última vendimia.

Los antecedentes indican que Francia, Italia y España -que en conjunto representan cerca del 50% de la producción mundial de vino- tuvieron cosechas bastante bajas en 2012. Francia bajó 16,8% su producción, Italia 6,3% y España 11,2%. Por ello, a pesar de que se registraron aumentos en Estados Unidos (+6,9%), Australia (+4,2%) y Chile (+20%), éstos no lograron compensar las disminuciones acotadas, lo que repercutió en el balance global del mercado internacional.

A raíz de estas cifras, se calcula que este año habrá aproximadamente 10% menos de oferta aunque, paralelamente, se está produciendo un repunte moderado del consumo global lo que, sin duda, afectará el comportamiento de los precios internacionales de las diferentes categorías de vinos. Probablemente esto facilitará la expansión de las exportaciones de países proveedores alternativos como podría ser Chile.

Exportaciones de vinos y mostos

Durante el transcurso del año, los efectos del panorama descrito en las exportaciones de vinos nacionales han sido variados -dependiendo de qué categoría se trate-, aunque en términos generales se observa que entre enero y abril hubo un incremento de 26,1% en volumen en relación a igual período de 2012: 287,1 millones de litros en total. El valor se elevó 7,3%, equivalente a US$ 572,5 millones.

La categoría que más se expandió fue la de los vinos a granel (envasados en recipientes de más de 2 litros); experimentó crecimientos en los cuatro primeros meses tanto en el volumen de 63,6% (157,7 millones de litros) como en el valor de 32,9% (US$153,8 millones). No obstante, su precio promedio muestra un descenso de 18,7% al cotizarse en US$ 0,98/litro. Esto se explica, parcialmente, porque la comparación es con un período de valores particularmente elevados de esta categoría como fue enero-abril de 2013, cuando alcanzó a un promedio de US$ 1,20/litro.

Adicionalmente, debe considerarse que el incremento de las exportaciones de vinos a granel fue motivado también por la acumulación de inventarios con que se encontraron muchas viñas locales antes de iniciar la vendimia, lo que las incentivó a liquidar una parte importante de estos a bajos precios. Esto incidió, en gran parte, en la fuerte alza de sus exportaciones en el lapso ya precisado lo que se reflejó particularmente en marzo reciente cuando llegaron a más de 50 millones de litros.

En cuanto a los vinos embotellados con Denominación de Origen (DO), es decir aquellos cuyo origen o procedencia, la variedad y el año de cosecha son certificados oficialmente por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), exhiben una pequeña reducción de 2,4 % de los volúmenes enviados al exterior entre enero y abril de 2013 al totalizar 113,5 millones de litros; mientras, los valores exportados bajaron 0,4% y alcanzaron a US$ 382,3 millones.

En este caso, se produjo un alza de 1,9% del precio promedio de exportación de modo que, en términos acumulados, se está consiguiendo un promedio de US$ 30,3 por caja de 12 botellas de 750 centímetros cúbicos cada una (US$ 3,37 por litro). Asimismo, destaca que este año los vinos espumosos, que corresponden a los que finalizan su fermentación en envases cerrados dando origen a anhídrido carbónico lo que genera burbujas cuando se descorchan y se sirven, han comenzado sus exportaciones con bastante lentitud.

En los cuatro primeros meses registran un descenso de 6,7% en volumen y de 7,2% en valor (anotan una baja de 0,8% en el precio promedio). No obstante, dadas las condiciones ya señaladas del mercado internacional, se perciben expectativas de que las ventas al exterior se recuperarán en el resto de 2013. Además se ha señalado que estas exportaciones se habrían limitado en el último tiempo debido al importante crecimiento que estaría experimentando el mercado nacional de esta categoría de vinos.

Efectivamente, en Chile se observa cada vez con mayor frecuencia el consumo de este tipo de bebidas alcohólicas, preferentemente en los estratos medios y altos, y en el segmento femenino de la población.

Sigue leyendo el artículo aquí

Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro, FUCOA. Ministerio de Agricultura.
Teatinos 40 - 5° piso, Santiago. Mesa Central: (2) 25101500
fucoa@fucoa.cl