Estudiantes rurales se capacitan en rubro lechero e idioma inglés en Nueva Zelandia

08 de may de 2013

Gracias a este programa educativo impulsado por el Ministerio de Agricultura con el apoyo de la embajada de Nueva Zelandia, jóvenes chilenos provenientes de zonas rurales podrán tener importantes oportunidades para su futuro.

Como una forma de enfrentar la escasez de mano de obra especializada y mejorar la calidad de la educación rural, además de apoyar al Ministerio de Educación en la formación de técnicos agrícolas, el Ministerio de Agricultura entrega la Beca Ramón Barros Luco, un beneficio que en esta versión estuvo dirigido a jóvenes provenientes de instituciones educacionales de carácter agrícola, teniendo como objetivo aumentar la productividad, innovación y capacitación de los trabajadores agrícolas.

Gracias al apoyo de la Embajada de Nueva Zelandia, recientemente 20 jóvenes –divididos en dos grupos- viajaron a ese país y se encuentran Estudiantes rurales se capacitan en rubro lechero e idioma inglés en Nueva Zelandia Beca Ramón Barros Luco recibiendo capacitación en industria lechera y perfeccionando el idioma inglés, fundamental para el desarrollo de sus capacidades.

El objetivo posterior de esta iniciativa es que los jóvenes traspasen su conocimiento a sus regiones y a la industria nacional, por medio de una mejora en las técnicas de gestión y manejo agronómico, lo que permite mejorar la competitividad local. Adicionalmente, esta beca permitirá que los jóvenes puedan acceder a mejores remuneraciones, lo que se traduce en una mejor calidad de vida.

El subsecretario de Agricultura, Álvaro Cruzat, destaca la importancia de estabeca y la oportunidad que significa para estos estudiantes.

“Nueva Zelandia es líder en el negocio lechero mundial, por lo que estos jóvenes pueden ser embajadores de Chile en ese país y aprovechar cada minuto del viaje. Como Ministerio nos hemos preocupado por estas becas, cuyos beneficiarios son principalmente estudiantes de las regiones de Los Lagos, Los Ríos y La Araucanía, con la idea de formar técnicos agrícolas a través del financiamiento de estas prácticas profesionales en el extranjero, donde los alumnos podrán adquirir nuevas destrezas y conocimientos de industrias productivas tecnológicamente más avanzadas”, afirma.

En ese sentido, esta iniciativa responde a tres de los compromisosministeriales del gobierno del Presidente Sebastián Piñera: disminuir la deserción escolar y mejorar la calidad de la educación rural; aumentar la productividad, innovación y capacitación de los trabajadores agrícolas; y derrotar la extrema pobreza rural.

El programa

Esta iniciativa comenzó como piloto en 2010 y, dado su éxito e interés del Ministerio de Agricultura por mantener sus beneficios, continuó gracias al apoyo de Nueva Zelandia.

En cuanto al curso en el que se desempeñan los estudiantes, éste contempla 6 semanas de enseñanza de idioma inglés en un centro de formación de la National Trade Academy (NTA), continúa con 12 semanas de estudio de habilidades en granjas de la misma institución y finaliza con un máximo de 24 semanas de trabajo remunerado.

Los jóvenes beneficiados con la beca pertenecen a escuelas de educación media técnico profesional con especialidad agropecuaria, insertas en localidades de aptitud lechera en base a praderas del sur de Chile. Además de su procedencia, estos estudiantes poseen excelencia académica, dominio básico del idioma inglés y cursan cuarto año medio en la especialidad agropecuaria.

Uno de los estudiantes que actualmente se encuentra en Nueva Zelandia en el marco de la beca es Javier Correa, estudiante del Liceo Técnico Adolfo Matthei de Osorno, Región de Los Lagos, quien man i f e s t ó su satisfacción por haber sido beneficiado y valoró el aporte de este en su formación profesional.

“Haber ganado la beca Ramón Barros Luco fue lo mejor que me pudo haber pasado. Me encanta el rubro agrícola, en especial trabajar en el ámbito lechero, y haber sido seleccionado para estudiar y trabajar en Nueva Zelandia representa una gran oportunidad para crecer como persona, puesto que sé que este país tiene un potencial enorme en lo que se refiere a la producción lechera, entre otras cualidades a destacar. Sé que tengo las habilidades y herramientas para adaptarme y desarrollarme muy bien aquí”, señala.

Otro de los jóvenes beneficiados es Ismael Mansilla, del Liceo Insular de Achao, Chiloé. Para él, haber obtenido la beca “significa la gran oportunidad de mi vida para crecer como persona y especializarme en lo que respecta a agricultura. Cuando me dieron la noticia no lo podía creer, estaba muy impresionado al ver que mi esfuerzo había servido y este sería mi gran premio. Cuando vuelva ami país, espero poder enseñar todo lo que aprenderé, que de seguro será mucho, ya que este país es muy avanzado en agricultura, especialmente en lechería”.

Cabe destacar que desde el inicio de este programa, a la gran mayoría de los estudiantes, en su regreso a Chile, se les generaron oportunidades laborales cuyas condiciones fueron considerablemente mejores a las que podrían haber accedido sin esta práctica, impactando directamente en su bienestar y el de su familia y mejorando considerablemente la productividad laboral, lo que reafirma la importancia de la beca y los esfuerzos por potenciar la educación rural y la capacitación agropecuaria en el país.

Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro, FUCOA. Ministerio de Agricultura.
Teatinos 40 - 5° piso, Santiago. Mesa Central: (2) 25101500
fucoa@fucoa.cl