Prodesal Puerto Williams: Una oportunidad para crecer en el fin del mundo

14 de feb de 2013

La iniciativa ha permitido el crecimiento para los productores agrícolas, ganaderos, forestales y artesanos del lugar desde 2011.

A 2.500 kilómetros al sur de Santiago y a 287 de Punta Arenas, se encuentra Puerto Williams, localidad y puerto chileno situado en la ribera norte de la isla Navarino, y capital, tanto de la agrupación de comunas de Cabo de Hornos y Antártica, como de la provincia Antártica chilena.

En este alejado lugar, conocido como el poblado más austral de Chile, habitan 1.683 personas, de las cuales sólo un 13,7% vive en sectores rurales, desempeñando actividades ganaderas, forestales y hortaliceras en partes casi iguales.

Preocupados por la lejanía y las difíciles condiciones de vida a las que deben enfrentarse los productores de la zona, el Ministerio de Agricultura, a través del Instituto de Desarrollo Agropecuario, Indap, en conjunto con la Municipalidad de Cabo de Hornos, decidieron, a mediados de 2011, dar inicio al Programa de Desarrollo Local (Prodesal), con el objetivo de potenciar la agricultura familiar campesina en Puerto Williams.

Este programa tiene por finalidad, generar condiciones para que las y  los pequeños productores agrícolas, que poseen menor grado de desarrollo productivo, desarrollen capacidades e incrementen su capital, aumentando así sus ingresos.

“Nosotros funcionamos con un permiso especial del director nacional de Indap, porque trabajamos con menos usuarios que los necesarios para abrir un Prodesal. Empezamos trabajando el 24 de junio de 2011 con 39 usuarios, y actualmente son 43 los que atienden el programa en esta comuna, de las áreas de la ganadería, forestales, hortaliceros y artesanos”, explica Rodolfo Moncada, jefe técnico del Prodesal, Puerto Williams.

Una de estas usuarias es Catalina Calbucheo, quien a sus 57 años se ha transformado en la primera floricultora de Cabo de Hornos, además de ser hortalicera desde hace 10 años.  “Siempre me llamó la atención la agricultura, me gustaba mucho, pero no llegaba a tener nunca un pedazo de tierra donde yo pudiera trabajar. Después, gracias a Dios, nos pudimos conseguir el sitio donde estamos ahora, y ahí pude empezar a sembrar, a tener gallinas, hice proyectos para comprar mis animales, además de dos invernaderos que los obtuve gracias al programa de Indap”, afirma.

Ella es, sin duda, una innovadora que aceptó el desafío de cultivar flores de corte Tulipán y Lilium, para comercializarlos en la comuna, lo cual jamás se había llevado a cabo con anterioridad. Siguiendo todas las indicaciones del profesional a cargo de Prodesal logró, durante enero y febrero de 2012, sacar la primera producción de flores comerciales en Cabo de Hornos. Las 300 varas fueron un total éxito por lo cual, para este año, programaron aumentar la producción en 500 bulbos y 500 gladiolos, para ir diversificando los cultivos. “Nunca pensé que se iban a vender las flores acá, porque yo pensaba que era muy caro, pero tuvieron muy buena salida, mucho éxito, así que esta temporada otra vez estamos trabajando en eso”, señala la floricultora.

Otra destacada usuaria del Prodesal es María Alvarado, de 72 años, quien vive a 37 kilómetros de Puerto Williams y se dedica a la agricultura y la ganadería. Ella es conocida como la principal hortalicera de Cabo de Hornos, abasteciendo a la comuna de acelgas, cilantro, perejil, zanahoria, tomates, pepinos, melones, lechugas y otros productos entre los que destaca, a partir de este año, la incorporación de la frutilla. “Estoy muy contenta por toda la ayuda que nos da este programa. Hace poco vino el Ministro y nos entregó una motocultivadora, que es muy buena para el trabajo. Y hace como dos semanas me trajeron frutillas y ya están floreciendo”, explica.

“El primer viernes de enero nos llegó una partida de frutillas, que es el cultivo con el que queremos innovar este año, y la verdad es que me sorprendió, porque a dos semanas, las frutillas ya están empezando a florecer, lo que nos va a permitir sacar, al menos, una producción este año”, señaló el jefe técnico del Prodesal, Puerto Williams.

Esta mujer es un ejemplo de esfuerzo y trabajo. Durante los meses de invierno, debe sortear el aislamiento al que se ve expuesta por cerca de 3 meses, ya que la nieve impide llegar por tierra hasta su predio. Sin embargo, su amor por la tierra y su trabajo no la detienen y, actualmente, es reconocida, valorada y muy querida por todos los habitantes de Cabo de Hornos, quienes a pesar de la distancia, viajan hasta su predio para adquirir sus hortalizas.

Ministerio presente

El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera tiene entre sus objetivos el proveer a los chilenos de conocimientos y herramientas que les permitan, en un mediano plazo, valerse por sí mismos, evitando depender de bonos e incentivos constantes por parte del Estado.

De ahí la importancia que tiene este programa en la comuna de Cabo de Hornos. “El apoyo que les entrega el Prodesal es muy provechoso para los pequeños productores de Puerto Williams, ya que les ayuda a crecer, a ir incorporando tecnologías, a capacitarse, de tal manera que puedan, posteriormente, acceder a otros programas de apoyo que tiene el Gobierno a través de Indap”, señaló el Seremi de Agricultura de Magallanes y Antártica chilena, Manuel Bitsch.

“Este programa es una plataforma que transfiere elementos que le permiten al productor tomar mejores decisiones productivas, asociado a recursos para inversión. La idea es acelerar los procesos de desarrollo de estos productores, sobre la base de técnicas eficientes de producción, de buenas prácticas agrícolas y, en general, hacer las cosas de mejor manera”, enfatizó el director regional de Indap, Jaime Baeza.

Así lo pudo corroborar Víctor Aravena, usuario del programa, quien trabaja en el sector forestal y es parte de la Cooperativa Los Coihues. “Para nosotros ha sido bastante provechoso, porque nunca habíamos tenido algún beneficio del Gobierno. Yo trabajo en el sector forestal, con la leña, y no sabía que podía obtener beneficios del Ministerio de Agricultura, más precisamente, de Indap. Afortunadamente, hemos tenido muy buena comunicación con el profesional del programa Prodesal, y él nos fue orientando hacia los beneficios a los que podíamos acceder a través de Indap”, comenta.

Desde el inicio del programa, don Víctor ha participado de capacitaciones, créditos y proyectos que le han permitido crecer en su negocio. Recientemente, la Cooperativa a la que pertenece recibió, de parte del Ministro de Agricultura, la noticia de la aprobación de un aserradero portátil, que tiene por objetivo procesar la madera y entregar una mejor calidad.

El proyecto incluía el aserradero de origen canadiense, que fue comprado en Valdivia, y el material para trabajar durante un año, lo cual tuvo como inversión total $10.037.337, de los cuales ellos aportaron un 20% e Indap aportó el 80% restante.

Según indicó el Jefe Técnico de Prodesal en Puerto Williams, Rodolfo Moncada, el 2012 se enfocaron en fijar bases sólidas para el sector forestal, ya que para este año pondrán especial énfasis en la agricultura familiar campesina y la ganadería. “El 2013 queremos trabajar fuertemente con la incorporación de invernaderos, por una parte; bodegas, para el área de ganadería, y todo lo que tiene que ver con mangas y corrales para el manejo ganadero, porque aquí son alrededor de 12 los productores ganaderos y no cuentan con la infraestructura necesaria para su trabajo”, explica.

Finalmente, se trabajará en mejorar la calidad genética de los animales de Puerto Williams, para lo cual se comprarán toros de buena calidad y se llevarán a la comuna, para que los nuevos terneros que nazcan tengan una mejor genética que les permita crecer más rápido, ganar peso fácilmente, y así mejorar el ingreso de los productores.

Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro, FUCOA. Ministerio de Agricultura.
Teatinos 40 - 5° piso, Santiago. Mesa Central: (2) 25101500
fucoa@fucoa.cl