Exitosa gestión de autoridades chilenas permite regularizar envíos de arándanos a Estados Unidos

05 de mar de 2014

Tras detectar presencia de Lobesia Botrana durante actividades de vigilancia e inspección en las regiones de O´Higgins y Maule, las tratativas con las autoridades estadounidenses permitieron la fumigación de fruta en el puerto de destino.

Destacando el rol negociador del embajador de Chile en Estados Unidos, Felipe Bulnes, y su equipo en Washington DC, el Ministro de Agricultura, Luis Mayol, se refirió al trabajo y liderazgo desarrollado en relación a las tratativas que autorizaron la fumigación en puerto de destino para los embarques de arándanos chilenos al país del norte.

La medida fue oficializada por el Ministerio de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y contempla la fumigación a 40-49 grados Fahrenheit durante tres horas bajo 4 libras de presión, similar tratamiento que recibe la uva de mesa en los puertos norteamericanos.

Esta disposición sustituye la fumigación en origen, que se había sugerido inicialmente, permitiendo que los arándanos enviados a Estados Unidos mantengan las características de calidad que siempre han tenido y regularizando los envíos sin afectar ni dañar la fruta.

El director nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (Sag), Horacio Bórquez, destacó la alta reputación internacional de Chile en materia fitosanitaria y valoró la confianza depositada en los procedimientos que la delegación del servicio expuso ante el USDA.

 

Cronología

Durante diciembre de 2013 se informó que ante algunas detecciones de Lobesia Botrana en arándanos, durante actividades de vigilancia e inspección en las regiones de O´Higgins y Maule, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos estableció medidas de emergencia para los envíos de esta fruta, los cuales incluían la necesidad de realizar fumigación con bromuro de metilo en origen, mediante tratamiento a temperatura de campo.

Asimismo, se anunció el aumento de los niveles de inspección del producto en los lugares de destino de Estados Unidos y la medida de fumigación sería efectiva para los envíos provenientes de las regiones de O´Higgins, Maule y Biobío.

Entre las acciones realizadas por Chile, destacan el traslado a Washington DC de un equipo técnico encabezado por Octavio Herrera,  jefe de División Agrícola del Sag, y Miguel Peña, jefe de División Internacional del Servicio, con el objetivo de sostener una serie de encuentros presenciales con USDA-APHIS, que es la contraparte técnica de la sanidad vegetal en Estados Unidos.

Tras estas gestiones y una serie de reuniones, la autoridad sanitaria norteamericana se abrió a la posibilidad de analizar la fumigación en destino, lo cual fue valorado desde el Ministerio de Agricultura.

Además, se acordó elaborar un plan de trabajo, a cargo de personal técnico del Sag, que mostrara el control de movimiento de la fruta en Chile, con el fin de no extender la presencia de Lobesia Botrana a otras regiones y contrarrestar su detección en las zonas afectadas.

Según se informó, de fumigarse en el lugar de origen, la industria de los arándanos se hubiera visto bastante afectada, pues la mayoría de los productores chilenos posee menos de 10 hectáreas y están localizados en las regiones del Maule y Biobío, lo que hubiera complicado la condición de la fruta, al exponerse a elevadas temperaturas, dañando su calidad y condición.

Tras encontrarse como nuevo hospedero de Lobesia Botrana a los arándanos, se ha reabierto el debate acerca de las posibilidades de su erradicación y estrategias de control, así como la situación fitosanitaria de la fruticultura chilena.

Para controlar la plaga, el Sag ha pasado a una política de erradicación en algunas zonas y de control en otras, decisiones que son asesoradas por un comité público-privado que aconseja permanentemente las medias que impulsa el Servicio.

 

¿Qué es la Lobesia Botrana?

La polilla del racimo de la vid o Lobesia Botrana (Lepidoptera, Tortricidae) fue detectada por primera vez en Chile en la zona de Linderos, Región Metropolitana.

La plaga es originaria de Europa y ataca principalmente los viñedos. Su larva provoca un daño directo al alimentarse de los racimos, produciéndose pudrición y deshidratación de las bayas, situación que hace disminuir el rendimiento de las viñas.

Debido al grave daño fitosanitario que este insecto produce al sector agrícola, el Sag la declaró como Plaga Cuarentenaria Bajo Control Oficial, a través de la Resolución N°6.853/2013.

Según informa el Servicio, los componentes del Control Oficial de Lobesia Botrana implican vigilancia, cuarentena, control en predios y control urbano.

Por eso, junto a productores y exportadores de uva de mesa y vinífera, se concretó una nueva estrategia para la temporada 2013-2014, donde, entre los aspectos destacados, está la actualización de la lista de plaguicidas autorizados, uso de confusión sexual, establecimiento de sistemas de trampeo y monitoreo, entrega del Plan Operacional de Trabajo (POT) y control en zonas urbanas aledañas a las áreas productivas de vid.

Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro, FUCOA. Ministerio de Agricultura.
Teatinos 40 - 5° piso, Santiago. Mesa Central: (2) 25101500
fucoa@fucoa.cl