Cordero Chilote: primera raza ovina chilena

07 de nov de 2012

Ya fue presentada la solicitud para su Denominación de Origen al Instituto Nacional de Propiedad Industrial. Este proceso es la culminación de investigaciones que el INIA inició en 2005.

Rodrigo de la Barra A., Ing. Agr., M. Ec. Dr.

INIA- Butalcura

Chiloé

 

La ganadería ovina de Chiloé tiene 440 años de historia. Desde la llegada de los españoles al archipiélago, los ovinos se incorporaron a la estrategia de seguridad alimentaria de la comunidad local.

 

Las primeras ovejas venían de España y eran una mezcla de animales que son el ancestro común del ovino chilote y de otras razas ibéricas, como la Castellana y la Churra.

 

En las primeras etapas, la multiplicación del ganado fue dificultosa debido a la alta mortalidad, consecuencia de las agrestes condiciones climáticas y la escasa vegetación herbácea presente. Aún así, ya en 1789 en Chiloé había casi 90 mil cabezas ovinas.

 

De esta manera, el ganado ovino se asilvestra y se multiplica en los bosques y renovales abiertos, producto de la colonización española en la segunda mitad del siglo XVI, sin mayor manejo ni control salvo el necesario para el encierre y faenamiento. El largo tiempo de aislamiento, el cruzamiento entre parientes, la alta mortalidad por exposición al clima y la escasa alimentación, se conjugaron para generar un tipo de animal suficientemente distinto a las restantes especies españolas y ser considerado una nueva raza, con varias ventajas comparativas.

 

ESTUDIOS DEL INIA

 

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias, a través del Centro Experimental Butalcura del INIA Remehue, inició en 2005 estudios de genética molecular comparando el ADN del ovino chilote con otras doce razas presentes en Chile,  España y  Portugal.  Así es como el INIA junto a criadores privados logran probar la particularidad del ovino chilote como recurso genético, y la inscriben como la primera raza ovina chilena, reconocida así el 21 de enero de 2010. Un hito en el trabajo conjunto entre la institución, autoridades regionales, provinciales y comunales, bajo el financiamiento del Gobierno Regional, enmarcado en el Programa de Recuperación y Desarrollo Ovino para la Provincia de Chiloé.

 

Las particularidades productivas de esta raza -especialmente la gran habilidad materna y producción lechera de la oveja- permitieron identificar que ello confería particularidades en su calidad cárnica. Además, muestra una gran fortaleza podal, es decir, sufre menores problemas en las patas (normalmente una limitante en zonas lluviosas) y es más resistente a parásitos, lo que conlleva un menor uso de medicamentos.

 

El cordero chilote se ha adaptado a las condiciones del archipiélago de Chiloé: intensas lluvias, pasturas de baja calidad nutritiva e incluso alimentándose también de matorrales, junquillos y hasta de algas disponibles en la costa durante las mareas bajas.

 

Para comprobar cada uno de los atributos, se constituyó un equipo multidisciplinario altamente calificado y se realizaron diversos estudios a cargo de la Dra. María Eugenia Martínez, especialista en alimentación de rumiantes; del Dr. Rodrigo Morales, especialista en calidad de carnes; del Dr. Andrés Carvajal, experto en genética animal; y el encargado del proceso de protección de los resultados de investigación, Gabriel Peña.

 

Hoy se estima que se conservan unas 20 mil cabezas de esta raza en el archipiélago. Asimismo, se ha constituido un registro genealógico, en el cual ya hay inscritos 24 criaderos con cerca de dos mil animales categorizados como finos.

 

Como INIA, junto a la ciudadanía de Chiloé, estamos convencidos de que es posible generar una ganadería de alto valor agregado, la que también, por las características de su lana, puede ser fuente de ingresos para las familias del archipiélago y emprendedores dedicados a la alta artesanía, que utilicen su lana de color natural y los cueros de este cordero tan típico de la isla.

Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro, FUCOA. Ministerio de Agricultura.
Teatinos 40 - 5° piso, Santiago. Mesa Central: (2) 25101500
fucoa@fucoa.cl